Inicio > Personal > Hasta siempre…

Hasta siempre…

Casualmente en estos días iba a publicar una entrada que trataba de englobar lo que he ido viviendo durante este primer mes del año que ya hemos dejado atrás. No me he encontrado del todo bien y aún me queda mucho por recorrer para cumplir mis objetivos, sobretodo el más importante, el sentirme bien y evolucionar para conseguir estabilidad en este sentido, pero ayer me encontré con una noticia muy triste…

Ante todo disculpadme por no poder detallar todo lo acontecido por cuestiones personales que me lo impiden y por el hecho de que afecta a otras personas de mi entorno. Al llegar a casa me percato de que, por algún problema, no he podido recibir llamadas, viendo con sorpresa que tengo 13 llamadas perdidas. Estas cosas nunca presagian nada bueno, Finalmente se cumplieron mis sospechas: Alguien muy cercano a mi familia y que pronto iba a formar parte de la misma emprendió un viaje sin retorno… A pesar de encontrarse en una situación delicada de salud tenía la esperanza de que poco a poco se fuese recuperando, pero no fue así.

Mi primera impresión fue de impacto total seguida de una inmensa tristeza no sólo por la persona en sí, sino también por las personas a las que afecta y las circunstancias que acontecen en estos momentos y las que están por venir. Tristeza por una ilusión que llegará en unos meses y que se verá ensombrecida por el dolor ,  por un instante de alegría que se verá empañado por el sabor amargo de esta pérdida, por un sueño que ya nunca será completo. A su vez, sentí una impotencia incomprensible, porque yo no podía hacer nada, tampoco podía desplazarme, estaba en casa como un inútil… únicamente pensaba en todo ese sufrimiento.

Al no poder hacer nada sólo se me ocurrió intentar desahogarme plasmando aquí un poco mis sentimientos, de una forma más privada y personal (irónico lo primero al ser un blog, pero es lo que tiene el relativo anonimato, por otra parte). Desde aquí hacerle un tributo a una persona con la que no tuve mucho contacto pero que sí demostró en las ocasiones en las que coincidimos su empatía, sus ganas de hablar, su actitud siempre positiva, su interés por su familia. Persona trabajadora y sacrificada que siempre te sorprendía con alguna anécdota o alguna frase chapada a la antigua pero siempre graciosa, que trató bien siempre a mi familia y que se hizo partícipe también de momentos dolorosos. Obviamente no caeré en la falsedad de hablar únicamente cosas positivas, ya que cuando alguien se va no se convierte automáticamente en santo, pero en eseta ocasión debo reconocer que no puedo tacharle de nada, quizás por eso mismo, porque tampoco tuve un gran trato con él.

En cualquier caso hay que mirar hacia adelante y dar apoyo a las personas que peor lo están pasando. Estos hechos siempre nos dan una lección que nos deben permitir valorar más cada día que pasa, aprovechar cada instante que tenemos y dejar de perderlo en tonterías que no nos llevan a nada y sobretodo, demostrar a nuestra gente que los queremos porque llegados a este punto, no hay vuelta atrás, bastante tendremos con el dolor de la ausencia de un ser querido como para encima tener un cargo de conciencia, un sentimiento de culpa que nos deteriore aún más.

Hasta siempre querid@ F

P.D: Foto tomada de la Galería de Flickr de H.Koppdelaney con licencia Creative Commons.

Anuncios
Categorías:Personal Etiquetas: ,
  1. marzo 29, 2010 en 9:59 pm

    La muerte siempre es protagonista por su cruel existencia… los sentimientos malos se suceden unos a otros, y ¿a cual peor?
    Pero en la entrada, de forma muy sutil, un debil aliento positivo brilla entre el desaliento.
    Es cierto eso de que eres una persona fuerte, pero creo que te engañas diciendote que eres pesimista, yo creo que lo que tu eres es “experto y tecnico superior en salir de situaciones malas”, y quizas por eso te asocies con ellas.
    Espero que todos esteis mucho mejor y hallais encontrado otro angulo desde el que observar todo esto.
    Un besito

  2. marzo 29, 2010 en 10:07 pm

    La verdad es que ahora la cosa está mucho mejor, pero una ausencia siempre duele, pase el tiempo que pase.

    Nadie me había dicho nunca eso de que me engaño a mí mismo con lo de ser pesimista. Me sorprende muchísimo tus conclusiones. Me aportan un punto de vista muy novedoso sobre el cual debería de reflexionar.

    Otro besito para ti dama, y agradecerte todo el tiempo que estás destinando a leer mis entradas, que son bastante largas e igual parecen algo pesadas…

    P.D: Si no respondo más comentarios es debido a que muy probablemente me haya ido a dormir. Anoche dormí muy poco y mañana toca trabajar de nuevo. Pero el miércoles ya es mi último día de trabajo, vacaciones venid a mí, jajaja.

  3. marzo 30, 2010 en 11:21 am

    Ya lo decía ortega y gasset, hay tantas verdades como gente haya mirando 🙂
    Es bueno aprender todos de todos 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: