Inicio > Personal > La desesperanza en la esperanza

La desesperanza en la esperanza

Antes de crear esta entrada he estado pasando durante varios días atrás por numerosos altibajos que me llevaron a crear otra llamada: “El eterno borrador” que no he publicado. Como bien indica su nombre, es un borrador que seguramente nunca verá la luz y que no sé cuándo terminaré, si es que algún día lo hago. En él pienso volcar todo lo que he estado sintiendo dichos días, intentaré hacer un conglomerado lo más amplio posible, como si fuese un brainstorming para luego intentar ordenarlo todo. Es un poco como un puzzle: acabo de tirar todas las piezas al suelo y ahora toca colocarlas en su sitio adecuado. La tarea se antoja complicada pero a su vez necesaria, ya que estoy sintiendo una especie de “estancamiento” a nivel personal que no me está llevando a nada bueno, todo lo contrario, me está perjudicando en todos los sentidos.

Lo comenté estos días en Twitter (que es donde estoy conectado casi todas las horas en las que estoy despierto) pero además quería hacer una reflexión más amplia sobre todo esto. El otro día di un paseo de unos 40 minutillos (por la noche, yo sólo, escuchando música para inspirarme) y la verdad, me di cuenta de que con un poquito de paciencia, tiempo y dedicación se pueden llegar a varias conclusiones y lo mejor de todo es que me resultó muy positivo, hacía mucho tiempo que no lo hacía… Esos momentos de autocrítica y análisis son la base sobre la que debo de rearmar nuevamente mi fortaleza interior, mi fortaleza mental y a su vez, me permita identificar los factores que me están influyendo negativamente para apartarlos y que por curioso que parezca, nunca antes me habían afectado.

Por otro lado he corroborado que no siempre hablar de tus problemas (y en mi caso sucede en el 99% de las ocasiones) sirve de mucho para sentirte aliviado y avanzar hacia una meta que aún no terminas de tener clara. Siempre he intentado basarme en mí mismo, en mi criterio aunque siempre he estado abierto a sugerencias y consejos. Aunque también es cierto que el cerrarse y no abrirse a los demás te puede llevar a tener una opinión demasiado sesgada de una situación en concreto…Creo que seguiré necesitando de más momentos como los que tuve el otro día (el del paseo) para definitivamente solucionar el problema.

Tengo que buscar tiempo para mí dentro del poco tiempo libre que me queda para establecer mis prioridades, ver qué medidas puedo tomar, qué camino quiero escoger y hacia dónde debo dirigirme. Son cuatro puntos fundamentales a los cuales debo encontrar respuesta lo antes posible. Algo que tengo claro es que gran parte del problema lo tengo en el día a día, por lo que deberé plantearme objetivos a muy corto plazo, que me satisfagan y me hagan sentir bien cada día un poquito…

Quería compartir con vosotros este pequeño momento de reflexión que igual no os aporta nada, pero al menos os permite ver un poco más cómo soy y a mí me ayuda a intentar poner orden donde no lo hay, dar color a un paisaje grisáceo y triste, poner luz donde por desgracia hay tanta oscuridad, dar aliento donde sólo había desesperación… Es una esperanza. Una esperanza que aparece y se desvanece al mismo tiempo dejando entrever a su antagonista, y con ella surge una gélida y profunda sensación de soledad que me hace sentir tan mal, manteniéndome en el ostracismo más absoluto… Bueno, ya empiezo a ponerme filosófico/melancólico. Hoy era un buen día para desahogarme escuchando música y cantar pero creo que con la voz como la tengo va a ser mejor que no…(estoy medio afónico).

En definitiva, ¿Debo decir: “La desesperanza en la esperanza” o “La esperanza en la desesperanza”? El tiempo lo dirá…

Comentar que la foto ha sido tomada de la galería de Flickr de kwerfeldein que tiene licencia Creative Commons.

Anuncios
Categorías:Personal Etiquetas: ,
  1. Beatriz H.C.
    febrero 23, 2010 en 11:15 pm

    La esperanza tenla siempre a mano y que no se te olvide meterla tu maletín (junto a tus cosas geeks 😉 Los omentos de reflesión son necesarios… aunque a veces te dejan con más dudas y con las cosas menos claras… pero que a veces te permiten asentar ciertas cosas que son necesarias.

    Sólo te aconsejo que te tomes tu tiempo, (aunque sin agobiarte). Intentes desestresarte, (porque lo noto en tus tweets…) y sobre todo disfruta de cosas insignificantes. A parte de darle vueltas a las cosas y encontrar respuesta a tus 4 prioridades, es preciso que también olvides un poco esas preocuoaciones, porque a veces se responden sólas.

    Eres un chico muy listo, no me cabe la menor duda de que pondrás orden en tu vida, y será más temprano de lo que crees.

    No te agobies y disfruta, pero también reflexiona y piensa. 🙂

    Besos! (ahora sí) buenas noches!

  2. febrero 24, 2010 en 8:30 am

    Ante todo gracias por pasarte y tomarte la molestia de comentar. Ciertamente pienso que voy camino de conseguir equilibrar la balanza… Al menos estoy en un principio de intento… Por eso comentaba en plantearme pequeñas metas que me permitan obtener un beneficio rápido o distracciones que me ayuden a llevarlo todo un poco mejor.

    Para mí es algo “nuevo” por así decirlo por lo que tengo todavía un largo camino que recorrer y varias cosas que aprender a este respecto. La premura la tengo porque no quiero seguir sintiéndome mal, pero cierto es como dices que a veces darle demasiadas vueltas tampoco es bueno y a lo mejor la respuesta la encuentras cuando menos te lo esperas.

    La verdad es que como comentaba en la entrada, siempre acepto sugerencias y consejos (y por supuesto también críticas constructivas), por lo que ten por seguro que los tuyos los voy a tomar al pie de la letra.

    Muchas gracias de nuevo por tu comentario Bea, me ha ayudado mucho.

    P.D: Por cierto, tú también eres muy lista, que sólo hay que ver qué lecciones me das 😉

  3. Giancarlo
    febrero 25, 2010 en 1:11 am

    Interesante descenlace de este post (muy personal por cierto, si es asi disculpadme el comentario),pues me recuerda a lo que dijo el humorista Tristan Bernard sobre lo que gira la entrada: “Hasta ahora vivimos en el terror: ahora viviremos en la esperanza”, solo recuerda que los dias grises es el anticipo de dias con sol

    Saludos

    • febrero 25, 2010 en 10:15 am

      Ante todo agradecerte que te hayas pasado por aquí, Giancarlo. Todos los comentarios son más que bienvenidos, por lo que también te agradezco mucho tu aportación.

      Las citas me encantan y creo que la has expuesto es muy acertada o al menos yo necesito creerlo así. La experiencia me dice que casi siempre, como bien dices, los días grises son el anticipo de los días con sol, aunque en ocasiones puntuales por desgracia no sucede así (en los caso inevitables).

      Pero es mejor quedarse con el lado positivo y eso es lo que al menos intento aunque no siempre consigo…

      Agradecerte de nuevo tu visita y comentario.

      Un saludo.

  4. marzo 30, 2010 en 12:15 pm

    Muy profundo si… la verdad es que es algo muy molesto sentirse así de continuo, porque cada momento malo contribuye a vaciar el recipiente de las ganas, llenando el del tedio y el aburrimiento hacia todo…
    Yo siempre que digo que “Si el mundo me molesta, y no puedo cambiar el mundo, deberé aprender a cambiar el que me moleste”
    Como ya te he dicho todo es cuestión de perspectiva! 🙂
    Espero que estes mucho mejor, un besito Tony.
    P.D: Al leer el comentario de Giancarlo me acordé del properbio indio que me enseñaron hace unos años que dice: “Siempre hay mil soles al reverso de las nubes”
    Cuidate 🙂

  5. marzo 30, 2010 en 4:11 pm

    ¡Me ha gustado mucho esa idea de querer cambiar al que te moleste! Algunos son casos perdidos, por desgracia, mientras molesten lo mínimo…pues se va escapando 🙂

    Ciertamente todo es cuestión de perspectiva. Mi objetivo es ampliar la mía lo máximo posible, para poder tener un mejor juicio. Comentarios como los expuestos aquí me ayudan mucho a ir dando cada día un pasito y mejorar en ese aspecto.

    También me ha encantado ese proverbio indio, es increíble poder aprender tanto…Está claro que la vida es un constante aprendizaje 🙂

    Gracias dama, un beso.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: