Inicio > Personal > ¿Qué da a tu vida sentido?

¿Qué da a tu vida sentido?

Hace poco me hicieron esa pregunta y la verdad es que, a parte de no esperarla, me ha hecho reflexionar porque no sabía muy bien qué responder. Justo es una pregunta que me viene que ni pintada para el periodo de reflexión por el que actualmente estoy atravesando.

El no saber responder ya es una mala señal, obviamente. Esto no quiere decir que no tenga amigos o familiares que me importen o por los que lo daría todo. No necesariamente el sentido de tu vida tiene que estar en torno a algo en concreto o a alguien. Es más, creo que no es nada recomendable. Por diversas experiencias vividas y por situaciones que he visto en terceras personas tengo muy claro que la dependencia es algo negativo. Si debes depender de algo lo ideal, al menos para mí, sería depender de uno mismo o de algo en lo que tengas total control. Cuando esto depende de un tercero o de algo sobre que se te puede “escapar” con facilidad, te expone a un daño grave, es más, creo que según el caso puede ser algo irreversible.

Volviendo a la pregunta, la verdad es que creo que ahora mismo estoy intentando buscar eso, qué es lo que le da sentido a mi vida. Dadas las circunstancias que estoy viviendo ahora, creo que la respuesta que di fue la acertada: estoy en esa búsqueda. Lo que da sentido a mi vida es la ilusión de encontrarlo, de creer que puede haber un presente y un futuro mejor para mí.

Creo que lo comenté en una entrada anterior y, de no ser así, pues aprovecho para decirlo ahora. Creo que estoy viviendo como si fuese una segunda adolescencia. Yo, que siempre he sido una persona segura, “frío” a la hora de tomar decisiones, que nunca he dudado empiezo a sentir que todo lo que está a mi alrededor se tambalea, que algunos de los pilares sobre los que he basado parte de mi vida pierden firmeza.

En cierta forma siento miedo, porque esto nunca me había ocurrido. Experimentarlo es algo que me abruma porque es como si una tenue cortina de humo se presentara ante mí impidiéndome ver algunas cosas claras. Aunque no todo está perdido: hay gente que me está tendiendo su mano, que están ofreciéndome una luminosa alternativa a tanta oscuridad que me agobia y me asfixia día a día, además de mis propias reflexiones que me suelen servir de mucho aunque, si has perdido el norte, ¿realmente puedes fiarte de lo que tú mismo piensas? Afortunadamente aún no he perdido la cordura…así que sí, puedo fiarme aún de mí mismo… Pero no dejo de reconocer que están apareciendo pensamientos en mí sorprendentes, sentimientos que, de ser descubiertos por los que me conocen desde hace mucho tiempo, les invitaría a pensar que no soy realmente yo… Ya está en marcha una gran revolución en mi interior.

Esto es sólo el principio, queda  muchísimo camino por recorrer, muchas incógnitas a las que encontrar respuesta y sobretodo muchas decisiones que tomar. Decisiones que se antojan complicadas y que cambiarán bruscamente mi vida pero sé que al final tendrán un desenlace positivo. Nada será gratuito, al contrario, se avecinan costes a nivel personal muy grandes pero siento que al final todo saldrá bien o al menos eso quiero pensar.

Necesito estar preparado mentalmente para afrontarlo, reunir el coraje suficiente para superarlo todo, tener la fortaleza que me permita echarle un pulso a mi destino

Por último citar que la foto ha sido tomada de la galería de Flickr de Todo-Juanjo cuya licencia es Creative Commons.

Anuncios
Categorías:Personal Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: