Inicio > Personal, sociedad > Reflexiones de un paseo

Reflexiones de un paseo

2,2 kilómetros. 40 minutos. 1 destino, 1 fin.

Reconozco que me lo tomé con calma pero es que…en eso consistía, en dar un paseo, no en correr un maratón. Lo más importante que he sacado  ha sido la total y absoluta desconexión de todo. Me sirvió además para reafirmarme en la idea de que tengo que preocuparme un poco más de mí mismo. En ocasiones me centro demasiado en darlo todo a los demás y siempre quedo relegado a un segundo plano. Centro mis esfuerzos en quejarme y en no en hacer algo para cambiar lo poco que puedo cambiar. No dispongo de mucho tiempo (trabajo a jornada partida), tengo un horario horrible, siempre me siento cansado como si hubiese hecho un esfuerzo sobrehumano y me falta motivación…

A veces me siento como un esclavo de mí mismo. Sí que es cierto que hay una parte que no puedo controlar (sobretodo las variables ajenas a mí), pero depende de mí el cambiar de actitud, saber sacar más partido de lo que tengo, debo aprender a ser “feliz”. Otro gran defecto que tengo es vivir siempre prisionero del reloj, cosa que me perjudica en todos los aspectos a excepción de cuando tengo que ser puntual. A mediodía es comprensible porque tengo que ir a casa a comer pero después… ¿dónde está la prisa? ¿Qué tengo que hacer que sea más importante que preocuparme de mí mismo a día de hoy? NADA, hago siempre lo mismo. Debo dejar de agarrarme a falsas ilusiones, a dejar de crear expectativas donde quizás no las hay, a no basar toda mi alegría en los demás, debo apartar lo que sé de antemano que me perjudica, debo dejar de limitarme, debo liberarme. Todo parte de una elección. Y ésta no la va a tomar nadie por mí. Así que será mejor tomar las riendas antes de que ya no pueda hacer nada y esto termine aún peor de lo que ya está, más que nada porque el ahora no me gusta.

Estoy leyendo últimamente muchas cosas en internet sobre esa fatiga “inexplicable”. Incluso he llegado a enlaces en los que se habla de algo desconocido para mí: Síndrome de la Fatiga Constante. Independientemente de que pueda padecer esto o no, leí algunos consejos para solucionar este problema tan fáciles de llevar a cabo como positivos para cualquier persona. Así que por probar no pasa nada.

Lo que está claro es que todo parte en gran medida de la actitud que se tenga y es justo ahí donde más me queda por trabajar.

Más cosas: También he estado leyendo sobre la alimentación y aunque creo que más o menos como sano obviamente puede mejorarse. Respecto al deporte también hay un amplio margen de mejora, así que todo será cuestión de proponérselo. En este sentido tendré que ir más despacio, ya que no es conveniente meterme una paliza de repente. Comenté hace tiempo que comenzaría con la natación (aún no lo hecho) y ahora que estamos en la plenitud del verano, es el mejor momento.

Otra cuestión sobre la que he estado pensado es el tema económico. Suelo ser una persona bastante ahorradora y aunque después gaste bastante en un caprichito, que siempre siempre me tengo más que merecido 🙂 , tengo el convencimiento de que diversificando más el dinero que invierto en mí puedo experimentar mayor grado de satisfacción. Estoy pensando por ejemplo es hacer algunos viajes relámpago en plan escapada a algún sitio siempre que el tiempo y el dinero me lo permita, revisar la oferta de ocio que hay en mi ciudad para indagar más en aspectos  que quiero seguir conociendo, como por ejemplo el teatro, etc.

Retomando el paseo en sí, debo decir que fue en cierta forma una lástima no compartir el paseo con alguien más, pero en ocasiones es positivo estar solo para poder pensar en todas esas cosas en las que igual no caes hasta que te tomas un tiempo para ti. Ahora estoy recordando que también hace un tiempo di otro paseo que me sirvió de muchísimo… Al final voy a tener que dar uno cada día para sentirme mejor.

Bueno, estas han sido algunas de las cosas que han rondado por mi cabeza estos días y sobretodo en el día de ayer. ¿Qué mejor forma para conocer mi alma que exponiendo aquí literalmente mis pensamientos y sentimientos?

Os dejo, hoy toca otra sesión vespertina…

La imagen ha sido tomada de la galería de Flickr de tricky ™ cuya licencia es Creative Commons.

Anuncios
  1. julio 20, 2010 en 9:38 pm

    Jejejej te leo y me recuerdo a mi misma en fases pasadas y me dan ganas de escribirte casi un libro!
    Solo puedo decirte que tomes las riendas de tu vida y si un día el barco se estrella se reconstruye y punto. No te cuestiones tanto y no le des tanta importancia ni a los demás ni a todas las cosas. Yo siempre le digo a una amiga que posiblemente aquello que hoy te hace llorar, mañana te hará reirte. Y es que el tiempo pasa y con el tiempo siempre te das cuenta de que aquello que parecía un mundo al final no era para tanto, que después de un despido viene otro trabajo, después de un desengaño una ilusión, y así un largo etcétera.
    Por supuesto que la vida no siempre te da la buena cara y todos tarde o temprano nos damos golpes de los que es muy duro reponerse. Pero la vida, con lo larga que se nos hace a veces, en realidad es cortísima y no merece la pena mirar atrás y ver que sufriste por algo que no merecía la pena o ver que dedicaste demasiado tiempo a pensar en detalles que no te dejaban ver o disfrutar del resto.
    Y te digo para concluir que no serás feliz hasta que te permitas serlo. En fin, todo este palabreo es el resultado de haber pasado épocas muy negras y lo único que se es que cada día aprendo algo nuevo, y cada día me felicito por ello porque la vida no es fácil, pero es lo mejor que tenemos y un placer vivirlo.
    Diooooooos, no me soporto cuando me pongo profunda XD!
    Besotes!!!

    • julio 21, 2010 en 10:40 am

      Me alegra y sorprende que te recuerde a ti en fases pasadas 🙂

      Ahora mismo tengo varios frentes abiertos y tengo que comenzar, como tú dices, a tomar las riendas de mi propia vida sin prestar demasiada atención a los demás y a tantas cosas para sentirme bien. Realmente estoy convencido de ello. Creo que he perdido mucho tiempo y aunque éste es irrecuperable puedo invertirlo mejor de cara al futuro, esa es precisamente la idea.

      La verdad es que la vida me ha dado unos cuantos palos (como a todos) y por fortuna, hasta ahora me levantado de todos. Por supuesto para esto es muy positivo contar con personas como tú, que aportan sus reflexiones y que personalmente, tanto bien me hacen (por lo que no puedo dejar de aprovechar esta ocasión para agradecértelo).

      Tu comentario también me confirma que lo mejor es vivir el día a día, aprovechar este segundo que ahora mismo está transcurriendo en ser feliz, permitirte ser feliz. Me llamó muchísimo la atención esta frase que me has dejado: “Y te digo para concluir que no serás feliz hasta que te permitas serlo”. Creo que a esto me refería cuando tenía que dejar de limitarme y tienes mucha razón. A veces el mayor obstáculo para ser feliz es uno mismo; es triste decirlo pero es así.

      ¿Cómo no te vas a soportar cuando te pones profunda? Será que a mí me agradas siempre, ya sea cuando estás más divertida, más profunda, más interesante. Transmites mucha positividad.

      Muchísimas gracias por pasarte de nuevo y por comentar. La verdad es que me has ayudado mucho y me animas para intentar conseguir mi meta.

      Un beso muy fuerte dama.

      P.D: Quiero seguir leyendo acerca de las siguientes fases del amor 😛

  2. pipermenta
    julio 25, 2010 en 5:00 pm

    Querido amigo, la reflexión construye, la obsesión destruye. Intenta, como en esta entrada, reflexionar qué es lo mejor para ti en cada momento. Pero lo justo. Es verdad como dice rosqui que según pasa el tiempo y a base de tortas, uno comprende que obcecarse en algo que va a resultar pasajero es totalmente inútil. Pero, amigo, somos humanos y tan solo nos cuestionamos aquello que no sale conforme a nuestros deseos. Si la vida nos fuese perfecta, no analizaríamos nada y nunca aprenderíamos, pues aunque nos cueste, el aprendizaje es un signo de equivocación.
    Después de todo este “rollo” que te he soltado solo me queda decirte: ¡Vive! y paladea cada momento de tu vida como si fuera el último que te toca vivir.
    Un cariñoso abrazo.

    • julio 26, 2010 en 5:33 pm

      Creo que poco a poco voy dando pequeños pasos para llegar a la meta de no obsesionarme con las cosas. Probablemente aquí no es tan fácil demostrarlo. Yo lo voy notando en mi esfuerzo a diario y creo que lo voy consiguiendo, creo que voy avanzando. Creo que todos los comentarios que has hecho han ido surtiendo efecto. Hace mucho tiempo que me “asesoras” en este sentido y junto a los apoyos que recibo en el blog de otras personas pues creo que estoy aprendiendo a reconducir algunas situaciones a mi favor.

      Sinceramente no pretendo que la vida sea perfecta, aunque igual puede parecerlo. Sé que hay problemas y que probablemente yo soy el que menos deba quejarme respecto a otras personas que lo están pasando infinitamente peor. En este caso es también una reflexión y un autoreproche porque como tú dices hay que vivir cada momento de la vida como si fuese el último y eso es lo que no he estado haciendo.

      Esto del autoconocimiento es un camino largo, está claro, aunque no sé si siempre guarda (la cuestión del aprendizaje) relación con un error. También podemos estar explorando aspectos nuevos que desconocíamos de nosotros mismos.

      No te preocupes que esto no es un rollo ni muchísimo menos. Me siento muy bien por poder contar con todas las personas que me dejan sus comentarios. Para mí es muy especial que me tengan en cuenta y me dediquen su tiempo.

      Otro cariñoso abrazo para ti, eres genial.

  3. agosto 10, 2010 en 9:18 pm

    La foto me ha sumergido directamente a la experiencia que tuve ace como 2 semanas, el camino de santiago, del que por cierto no he mencionado nada en mi blog, ni una mísera crónica, siquiera para mí. Repecto a esclavo del tiempo… heme aqui, castigadme! lo sé, lo sé, pero me alegra el darme cuenta de que he mejorado muchisimo, empezando por no llevar reloj, solo el movil y hoy ni siquiera sé que dia es jaja he abandonado el tiempo por completo, desde que me fui a inglaterra, poco a poco he ido pasando del tiempo, sin ir mas lejos, he descubierto el porqué llevo como 2 o 3 años sin ver la tele, los anuncios, el sentirme esclavo de un tiempo que no me apetece perder para ver algun tipo de entretenimiento (y sin salvar que solo hay basura en tv). Asi que soy un ex-esclavo del tiempo 😀
    Date caprichos, eso es sano, pero da también a los demás, a mí me satisface mucho más, soy asi de raro jaja, xo ver la cara de alguien al que le regalas cualquier cosa que le emocione (no hablo de cosas solo físicas) es increible. date otro tipo de caprichos como cultura, entretenimiento o mi adoracion: los viajes, que son experiencias increibles, para conocerte y conocer nueva gente que te enriquezca, me ha encantado la entrada, killo, eres una persona sumamente interesante para mí. tanti baci!

    • agosto 11, 2010 en 9:54 am

      Coincido totalmente con lo que has comentado. Tengo que seguir tus pasos y convertirme también en un ex esclavo del tiempo, pero en ocasiones inevitablemente me veo obligado a serlo, aunque sea a media jornada, jajaja, porque por ejemplo siempre intento acostarme a una hora determinada porque si no duermo lo suficiente al día siguiente ni te digo cómo estoy…

      Sobre la tele la verdad es que tengo que reconocer que llevo más o menos el mismo tiempo si no más sin verla a excepción de cuando paso por delante o me dicen: “ven a ver esto”. Generalmente prefiero otro tipo de entretenimientos 🙂 Hay que optimizar el uso del tiempo, está claro.

      No sé si lo he comentado en el blog (creo que sí) pero a mí también me encanta regalar, creo que lo disfruto más que cuando me regalar, y como bien dices, eso tiene que ser sinónimo de que somos así de raros, jajaja.

      Te agradezco no sólo la visita y el comentario si no tu comentario tan halagador :), muchas gracias.

      Espero leer en tu blog pronto algo sobre el camino de Santiago. Todo el mundo que lo hace hablan muy favorablemente.

      Un abrazo 🙂

  4. agosto 16, 2010 en 11:13 pm

    Vaya, hay mucho que decir sobre los paseos. Podríamos debatir sobre si son mejores en soledad o compañía, si deben hacerse en lugares naturales o en la ciudad, en fin, una infinidad de cuestiones, pero lo que sí que tengo claro es que el paseo, al menos por mi parte, es sólo un medio y no un fin en si mismo, me explico:
    Hay veces que me siento tan tan absolutamente mal, tan encerrada, tan rodeada de gente, con una energía tan tan mal invertida que la única solución posible es irme a pasear, y como tu dices, desconectar. Un día tengo que hacer una entrada en mi blog sobre este tema, y de paso colgaré fotos de mis zonas habituales de paseos [solitarios, todo sea dicho]: el casco antiguo de mi ciudad, con sus murallas, palacios y casas señoriales. Voy allí porque es la parte más mágica y curiosamente la menos visitada, allí puedo estar segura de que no encontraré a nadie. Lo importante es proporcionar a la mente el espacio para pensar, da igual las determinaciones que tomes.
    Otra cosa que me ha llamado la atención es que citas la MOTIVACIÓN, esa valiosa reliquia… ojala supiera como hallarla… Esa es mi búsqueda personal…

    • agosto 17, 2010 en 7:43 am

      Para mí el mejor paseo es acompañado. Ahora, un poco obligado por las circunstancias, lo hago en soledad, pero hacerlo de esta forma también es positivo. Cada uno tiene sus pros y contras. Sobre el lugar también, así como otras tantas variables que podríamos comentar.

      Tienes razón en decir que el paseo realmente es un medio y no un fin. Aunque seguramente cuando nos asalta una gran preocupación ni siquiera paseando se nos quita de la cabeza pero al menos estamos en otro ambiente y eso el cuerpo y la mente lo agradecen.

      Me ha gustado mucho leer los lugares que visitas, me encantaría ver esas fotos y ver lo mismo que tú ves.

      Sobre la motivación…la he citado tantas veces y aún podría escribir tanto sobre ella… pero a pesar de esto yo tampoco consigo encontrarla, quizás en momentos muy breves. Me acaba de recordar a la inspiración, lo que por desgracia me suele durar más tiempo ésta que la motivación… sigo al igual que tú en su búsqueda. Si la encuentras déjale mi correo, que tengo cosas pendientes con ella 😉

      Un beso guapa, gracias de nuevo por pasar y comentar 🙂

  1. septiembre 3, 2010 en 2:09 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: