Inicio > Personal > Sueños, ¿sueños son?

Sueños, ¿sueños son?

Sueño bastante, diría que todas las noches.

Siempre me han interesado mucho los sueños y en cierta forma su interpretación. No soy de los que por ejemplo cree que soñar con que se te cae un diente significa muerte pero sí tengo la certeza de que en líneas generales suele tener algún tipo de significado. Igual es que según el sueño que tenga quiero creer que significa esto o lo otro, digamos que según me “convenga”.

Para poneros un poco en antecedentes sobre mi “historial” puedo deciros que los primeros sueños/pesadillas que recuerdo están relacionados con sentirme perseguido y con el hecho de tener “poderes”, sí, como un héroe. Esos eran los que más se repetían. Luego tenía los “típicos”: sueños con la familia, con algo que me apasionara en ese momento, con gente con la que estudiaba o con las cosas que me habían pasado o de las que había hablado justo antes de acostarme y cómo no, sueños románticos y también eróticos.

En los últimos tiempos los sueños sobre las persecuciones han ido desapareciendo para dar paso a sueños relacionados con cosas del trabajo, desde situaciones reales hasta las más horribles pesadillas que pueden darse en relación a este tema. Es cierto que es uno de los temas que me genera más estrés y problemas en mi vida personal. Por desgracia son constantes y casi siempre son pesadillas, no son cosas nada agradables.

Como contrapartida, sueño de vez en cuando con personas que irónicamente he conocido a través de internet y en la mayoría de casos son sueños muy muy bonitos. Casi siempre suele ser con personas que siento más cercanas o de las que he visto su foto. En todos los casos sin excepción han sido mujeres.

Llegados a este punto tengo que reconocer que los sueños estaban basados en nuestro encuentro físico, pero no en el momento de conocerlas, si no como si ya nos conociéramos de mucho tiempo y simplemente compartiésemos el mismo espacio y momentos indescriptibles. La verdad es que son sueños que me suelen dejar un buen sabor de boca para el resto del día. Son como muy platónicos, basados en una auténtica amistad, en una conexión especial con la persona en cuestión, no es ningún tipo de fantasía sexual ni nada por el estilo, es puro sentimentalismo/romanticismo.

Probablemente esté basado en la necesidad de tener “esa” conexión, no me refiero en plan pareja, sino en lo que implica un paso más allá de una amistad verdadera, algo realmente especial. Y no es que quiera restringirlo a una persona, si pueden ser más obviamente mejor, pero se antoja complicado. A raíz de esto y de otras circunstancias personales probablemente dentro de poco escriba algo relacionado con la amistad.

Retomando el tema de los sueños, a pocas conclusiones he podido llegar, ya que creo que la mayoría de cosas son obvias. Hay necesidades, deseos, miedos y preocupaciones que quedan manifiestas después de todo lo comentado.

Pocas cosas son tan íntimas como nuestros sueños, por lo que aquí os lo dejo para que conozcáis también a ese lado quizás no tan inconsciente de mí.

La foto ha sido tomada de la galería de Flickr de kanelstrand cuya licencia es Creative Commons.

Anuncios
  1. agosto 12, 2010 en 10:33 pm

    Desde que era muy pequeño soy capaz de controlar mis sueños, bueno, solo una parte de ellos, las pesadillas, en el momento en que tengo una o soy consciente de que estoy en una, tengo el poder para escapar, recuerdo la primera vez que lo hice y con lo que estaba soñando, pero no tengo la menor idea de como puedo hacerlo, simplemente escapo y despierto a voluntad o se desvanece mi pesadilla, sí, yo y mis rarezas. Respecto a la amistad, sé a lo que te refieres con ese vinculo más allá de todo lo terrenal, afortunadamente gozo de (como yo lo yamo :p) la UNIMENTE con mi cari, mi mejor amiga, jaja eso si q es conexión y lo demás son xorradas :p
    me ha gustado mucho que compartieras algo tan intimo como pueden ser los sueños, asi que aquí te envio un pequeño secreto acerca de mis sueños. tanti baci!

    • agosto 13, 2010 en 8:58 am

      ¡A mí me pasaba antes igual! En el transcurso de la pesadilla conseguía tomar consciencia y podía “contraatacar” jajaja, pero a los pocos segundos de hacerlo me despertaba… Ya no lo recordaba. Por alguna razón ahora ya no lo consigo. A ver si después de leer tu comentario mi subconsciente toma nota para esta noche, jajaja.

      Me alegra mucho que cuentes con esa persona con la que compartir esa conexión. Lo más cercano que estuve a tener alguien así fue con mi primera pareja, pero ya de eso hace mucho y yo también he cambiado bastante desde entonces. El resto han sido intentos frustrados.

      Gracias por contarme acerca de tus sueños y por comentar. Tal y como tú dices… ¡Tanti baci! 😉

  2. agosto 12, 2010 en 11:57 pm

    Pufff…sueños, la verdad es que es un mundo! Yo tengo por casa más de un libro de esos de “el significado de los sueños” y hay veces que si lo uno con preocupaciones, etc, si soy capaz de intuir el porqué.

    Durante mucho tiempo, con solo unos añitos, soñaba que me perseguía un tornado por una carretera, a veces a mi sola, a veces con parte de mi familia. Pasado mucho tiempo leí en una revista que significaba problemas familiares, y la verdad, me podía cuadrar.

    A veces sueño cosas que parecen orquestadas por un guionista digno de hacere con el Oscar, cuando estoy preocupada me invaden las pesadillas y otras veces me levanto con una sonrisa en la boca.

    Soñar me parece una de las cosas más interesantes que pueden pasarnos de forma natural. Ese estado en el que estamos, pero por un momento prácticamente, no somos.

    La amistad también es un mundo, una pena que muchos le dediquen menos tiempo que a sus sueños 🙂 Por suerte hay amistades que te hacen soñar y sueños que se cumplen junto a los amigos. Jjejeje ya te he filosofeado, eso me pasa por escribir tan tarde!!
    Besazos!

    • agosto 13, 2010 en 9:10 am

      También tu comentario me ha recordado que algunos de mis sueños parecían auténticas películas, con una trama perfectamente montada… y no hace mucho de eso. No sé si lo comenté en el blog o en Twitter pero pensé cuando me sucedió esto que si hubiese algún tipo de “grabadora” que pudiésemos enchufar a la cabeza para grabar ese tipo de sueño, probablemente ahora sería millonario, jajaja.

      Coincido contigo en que es muy interesante todo lo relacionado con los sueños. Implica indagar dentro de uno mismo, de nuestro subconsciente. Por ello me atrae también todo lo relacionado con la psicología. Estoy seguro que con lo original que eres alguno de tus sueños tiene que ser realmente espectacular, porque si siendo consciente dices las cosas que dices, tu subconsciente ya ni digamos, es como sacar a la “bestia” que llevas dentro, jajaja.

      Me gustan tus frases filosóficas porque además siempre son muy acertadas. Para mí sería un sueño poder con ese tipo de amistad, pero bueno, las cosas suceden o no siempre por un motivo 🙂

      Muchas gracias por pasar y comentar dama, un placer tenerte por aquí de nuevo. Mil besos 🙂

  3. agosto 15, 2010 en 9:21 pm

    Vaya… que entrada más bonita… la verdad, es preciosa, tanto el tema como las palabras que has escogido proporcionan una atmósfera de sueño :), breve pero intensa. Creo que jamás dejarás de ser sincero (que no es que sepa que lo eres, es que lo siento), porque nadie que pueda fingir tan bien como he conocido a algunos podría escribir lo que tu has escrito.
    Con respecto a lo de los sueños, yo no pienso que sean sólo sueños, es más, un sueño puede llegar a cambiarte la vida, e instalarse en tu vida como cualquier otra circunstancia. Las cosas son aquello que tu creas que son…
    Quiero de nuevo felicitarte por la entrada, en serio, me ha impresionado, jajaja ¡me has dejado con la boca abierta! Ahora mismo voy a leerme lo que me queda del blog!
    Cuidese caballero, y gracias por el comentario en mi blog, me obligaste a volver a estos lares! Puede que lo retome!

    • agosto 16, 2010 en 8:44 am

      ¡Cómo me alegra verte de nuevo por aquí (y en tu blog)!

      Me ha sorprendido muchísimo tu comentario. También me hace sentir francamente bien que percibas esa sinceridad con la que quiero impregnar cada entrada. Creo que es fruto de escribir lo que realmente siento (o al menos intento), tomándome el tiempo necesario para encontrar las palabras que creo que son más adecuadas, porque cuando se habla con el corazón puedes escribir mejor o peor, pero siempre tiene será algo sincero.

      Creo que lo comenté en otra entrada, que el nombre que le di al blog se ajusta con lo que hago, no sólo sigo en la búsqueda del autoconocimiento sino que además os quiero mostrar mi verdadero yo, el fondo de mi alma, para que aunque no me hayáis visto, sepáis quién soy.

      Yo también creo que los sueños son lo que en ocasiones uno quiere que sea, siempre que se pueda. También pienso que un sueño puede ser una pista sobre algo, la necesidad de un cambio, por ejemplo.

      Decir que me ha fascinado tu comentario sería quedarme corto. Me encanta además que hayas vuelto (acabo de ver que tienes entradas nuevas en tu blog). Agradecerte nuevamente lo que me has dicho y animarte desde aquí a que sigas adelante, damisela.

      Muchos besos y cuídate mucho. Nos leemos 😉

  4. pipermenta
    agosto 16, 2010 en 10:55 am

    Los sueños…¡Que tema tan interesante!Últimamente estoy soñando mucho, o quizás sea mejor decir que recuerdo los sueños que tengo. Suelen ser sueños muy complicados y con temas muy diversos, pero siempre con persona que reconozco. La angustia hace que me despierte y tenga una mala sensación todo el día.
    Hubo un tiempo en mi vida en que las cosas me iban rematadamente mal. El sueño que me perseguía era el de abrir ventanas. No te miento si te digo que yo, una escéptica en estos temas, reconozco que contenían una explicación que más tarde comprendí.
    También he tenido sueños alertándome sobre el accidente de algún familiar, que luego se haría realidad y muchos sueños, pero que muchos-ya no- con el diablo. Supongo que mi diablo particular.
    Nunca he sido capaz de controlarlos. Ojalá. Cuando tengo pesadillas salgo de ellas por la turbación del momento, pero no de manera consciente.
    Me alegra ver a nuestra princesa por estos mundos de nuevo. Pasaré a hacerla una visita y preguntarla como va todo.
    Un enorme abrazo, amigo.

    • agosto 16, 2010 en 11:29 am

      ¡Es muy curioso cómo cada comentario que aportáis me recuerda a algo que he omitido en la entrada! Yo también me encuentro fatal el día en el que tengo un sueño muy largo y complicado. Generalmente tengo que esperar hasta la tarde para empezar a encontrarme bien…

      Me ha llamado la atención lo de soñar con el diablo, es posible que sea como tú dices, que fuese una especie de diablo particular representando algo malo en ese momento.

      Tu comentario confirma que hay rachas en las que se dan determinados sueños que por algún motivo desaparecen en algún momento. Como indiqué en la entrada, ya no sueño con que me persigan, y eso que estuve muchísimos años así. Probablemente el “por qué” que generaba esos sueños desapareció.

      Te agradezco mucho que hayas compartido con nosotros tus sueños, que tal y como comenté anteriormente, es algo muy íntimo. Me gusta comprobar cómo cada uno aporta su opinión y entre todos vamos llegando a conclusiones. Bastante constructivo.

      Un beso y abrazo fuerte para ti, que eres un auténtico encanto de mujer.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: