Archive

Archive for 24 diciembre 2010

Balance 2010

diciembre 24, 2010 2 comentarios

Bueno, pues ya estamos a punto de terminar este año y va siendo hora de hacer un análisis. No creo que pueda encontrar las palabras adecuadas para describir este año. Bueno, puedo ir por apartados:

A) Salud: Generalmente puedo “presumir” de tener buena salud pero sí que es verdad que mi talón de Aquiles, se ha repetido más en este año que en todos los anteriores. Además, el intervalo entre uno y otro ha sido muy corto, cosa que tampoco me había pasado antes. Esto me deja un mal sabor de boca aunque me gustaría hacer una lectura que es muy positiva. Habitualmente cuando llego al punto en el que “estallo”, solía terminar siempre en el mismo punto. Por suerte, este año no ha sido así y eso es un paso gigantesco de cara al futuro porque es la primera vez que consigo esto y puede servir de punto de inflexión para terminar de asestar un golpe definitivo a este punto débil que tengo. Si es que es verdad, hasta de lo malo se saca algo bueno. Para ser justo, debo decir que el mérito no ha sido únicamente mío, personas muy importantes en mi vida me han ayudado en muchas ocasiones para conseguirlo, así que desde aquí, aunque no me lean, gracias por estar ahí, por vuestra incondicionalidad. Tengo que preocuparme un poco más por hacer ejercicio, la verdad (que siempre lo digo y nunca lo hago) pero bueno, espero que la pereza se me quite en el 2011.

B) Trabajo: Aunque siempre me esté quejando sobre mi trabajo (con razón, os lo aseguro), tengo que reconocer que por suerte, no formo parte de ese millón de familias que no ingresan ni un sólo céntimo… Cuando te paras a pensar en gente que no tiene para comer, para tener un hogar mínimamente digno, que ni siquiera saben qué va a ser de sus vidas por no tener una oportunidad para trabajar, reduce mis problemas a anécdotas. Me puedo quejar de todo lo habido y por haber, los que me conocéis mejor sabéis a lo que me refiero, pero incluso así, mentiría si dijese que no soy afortunado por tener un trabajo con una mínima estabilidad que me permite poder vivir, sin lujos, ni mucho menos, pero sí tengo para vivir. Sería un ingrato si no tuviese en cuenta esto… De hecho sigo en el mismo trabajo y tiene pinta de que estaré unos cuantos más aquí. Así que, en ese aspecto seguimos igual, por suerte y en parte, por desgracia.

C) Amor: Aquí no me gustaría extenderme mucho porque probablemente lo toque en otra entrada. Sí puedo decir que ha sido un año bastante revuelto. Para nada imaginaba en el 2009 que este año sería así. Sinceramente lo mejor que me ha pasado en la vida lo he vivido en este año. He aprendido muchísimo de mí mismo, he avanzado en aspectos en los que he estado estancado durante muchos años. Además ahora puedo decir que conozco el verdadero significado de las palabras amar y felicidad. Tengo que añadir también que me he encontrado en las que he tenido que tomar decisiones muy importantes. Siempre he considerado que esto es lo más duro de la vida por experiencias en varios ámbitos. Realmente no era capaz de tomarla ya que tantos los pros y los contras estaban igualados, además el sentimiento de culpabilidad me perseguía constantemente. Finalmente creo que he tomado la mejor decisión y ha sido justo en este último mes del año. Mi futuro en este aspecto estará ligado para siempre a una persona, y eso nunca cambiará.

D) “Amistades”: La verdad es que no soy una persona que tiene demasiados amigos. Quienes lo eran básicamente han hecho sus propias vidas o viven lejos. De todas formas siempre he sido una persona solitaria pero es cierto que el hecho de implicarme tanto en la red social Twitter me ha ayudado a conocer muchísimas personas. No puedo contarlos a todos como amigos, por desgracia muchos me han fallado, muchos han hecho cosas que no me las esperaba. En algún caso he logrado “recuperar” ese contacto. Unos se han ido, otros han venido… Es como la vida “real”, hay gente que simplemente pasa por tu vida sin pena ni gloria, otros están un determinado tiempo y otros vienen para quedarse. Las decepciones han tenido un marcado efecto negativo en mí, pero con el tiempo lo he ido superando e incluso estoy aprendiendo a que estas cosas no me afecten a un nivel personal (gracias también a una persona muy especial). Así que sobre esto, poco puedo decir… me pasa pues lo que le pasa a todo el mundo: hay bueno, regular y malo.

E) Propósitos: Hace un año hice una lista de propósitos que ni siquiera voy a revisar, porque creo que no he hecho prácticamente nada de lo que hay en ella. Bueno, nunca he pensado que hacer una lista sea demasiado útil, máxime después del año que he tenido, que ha sido muy muy movido. En ocasiones no he tenido tiempo para llevar a cabo algunos puntos, otras veces no me ha apetecido, etc.

F) Proyectos: La desmotivación tan marcada que estoy sufriendo actualmente me impide ver más allá. Pero sería interesante mejorar mi nivel de inglés. Mi idea para un futuro es irme de España y aterrizar en Holanda, Bélgica o similar, aunque habrá que ver cómo están las cosas para entonces. Aquí, en mi tierra, siento que tengo un cartel con mi fecha de caducidad colgando del cuello y mientras tenga un colchón de tiempo, debería intentar aprovecharlo. Realmente esto me ilusiona mucho.

En resumen me llevo los momentos de auténtica felicidad que he vivido y la superación de algunas barreras que parecían insalvables aunque no puedo olvidar el sufrimiento que he padecido y estoy padeciendo por distintos motivos porque es algo que estará conmigo durante mucho tiempo a menos que las cosas cambien, cosa que deseo con toda mi alma. Basándome en lo negativo podría decir que el 2010 ha sido mi peor año, aunque si pienso en las buenas podría considerarlo el mejor. Al final todo es según cómo lo valores, pero hay que intentar ser objetivo, teniendo en cuenta todos los aspectos y todos los meses para emitir un “juicio” más acertado.

Categorías:Personal Etiquetas: ,

Reflexión

diciembre 23, 2010 2 comentarios

Me estoy dando cuenta de que no consigo desahogarme totalmente a pesar de escribir lo que sea aquí. Además, me consta que puede resultar muy agobiante, desagradable y negativo leer tantas entradas relacionadas con algo tan personal porque puede proyectar una imagen equivocada de mí. No soy en absoluto paranoico, obsesivo ni nada similar y creo que estoy dando a entender cosas que no están asociadas conmigo.

Es por ello que he pensado en cambiar la visibilidad de las últimas entradas vinculadas a esta cuestión, dejándolas en un plano más privado. Seguiré escribiendo, porque aunque no consigo sentirme bien del todo, de algo me sirve. Podré seguir siendo yo mismo aunque no todo vea la luz. En el futuro podré repasarlas y es posible que cada cierto tiempo haga alguna reseña públicamente al respecto (sin detalles escabrosos ni nada similar), sin transmitir agobio, sufrimiento, dolor, etc. Será algo diferente. Sé que es mi blog y que podría hacer lo que quisiera, le guste a quien le guste, pero no estoy satisfecho, como decía antes, con la imagen que estoy proyectando.

Es probable que escriba únicamente una entrada en la que englobe un poco todo esto, como una muestra imborrable (en el blog) de lo que he pasado en estos días.

Por supuesto no podía terminar sin agradecer desde aquí a las personas que desde un entorno más privado y/o público me han brindado su apoyo. Aunque no me sienta bien siempre es muy agradable darse cuenta de que hay gente que te apoya y que se ofrece a ayudarte. Soy una persona bastante peculiar y no se me ayuda fácilmente pero no por ello dejo de valorar las cosas que hacen por mí al igual que los consejos que me dan.

Que disfrutéis de las fiestas. Un abrazo a todos.

Categorías:Personal Etiquetas: , ,

Pasado, presente y… ¿futuro? Parte II

diciembre 2, 2010 12 comentarios

Siempre quedan cosas por decir… y pensé que podía seguir tratando este tema en una segunda entrada.

Se me olvidó comentar que existe en mi entorno una tendencia a anteponer la comodidad o lo que es políticamente correcto a la necesidad/”felicidad”. Me parece triste, porque fomenta la pasividad, el conformismo, el pesimismo, perder el tiempo y lo que peor me parece de todo, un trasfondo de incomprensión que no invita a otra cosa que no sea desganarse y rendirse…

Es duro pensar y darse cuenta de que quienes más te deben valorar, apreciar y querer son los que te transmiten esa sensación. Si esto es lo que puedes esperar de los que están más cerca…mal vamos. Entiendo que cada uno te ofrezca su punto de vista y que por supuesto no lo hacen con mala intención pero a veces parece que se agarran a su “pasado” para sentenciar tu presente y futuro, se aferran a su idea sin tener la mínima intención de ceder para entender lo que quiero transmitir. O quizás soy yo el que no quiere desprenderse de sus ideas, pero por otro lado pienso, quién sería yo sin mis ideas y mi forma de ser, sin mi particular manera de ver las cosas…no sería yo.

En parte no les culpo, porque no siempre es sencillo ponerse en el lugar de una persona teniendo en cuenta determinados factores. Es como intentar ponerme en el lugar de una mujer que ha dado a luz… No podré saber lo que se siente durante el embarazo ni tampoco lo que es traer a un niño al mundo pero, en cierta forma, puedo intentar ponerme en “situación”.

La verdad es que en ocasiones me siento como un prisionero, esclavo por el bienestar de los demás, oprimido por el asfixiante yugo que supone sentirme limitado, encadenado a una vida que no es la que quiero vivir . Quiero liberarme, quiero luchar, quiero hacer lo que creo que es mejor para mí aunque no parezca serlo, quiero ver cada día diferente, único, quiero sentirme vivo a cada instante, quiero recuperar todo ese tiempo que siempre he pensado que he perdido, quiero volver a sentir las ganas inmensas de saborear cada momento, en resumen, quiero vivir.

Reconozco que a veces me pongo un poco caprichoso con estas cosas…También sé que no puedo cambiarlo todo y aunque pudiese tampoco eso es garantía de éxito pero al menos sí tengo una cosa clara: Esto no es lo que quiero.

El tiempo lo dirá todo y…este blog también 😉

Categorías:Personal, sociedad Etiquetas: , ,