Inicio > Personal, sociedad > Pasado, presente y… ¿futuro? Parte II

Pasado, presente y… ¿futuro? Parte II

Siempre quedan cosas por decir… y pensé que podía seguir tratando este tema en una segunda entrada.

Se me olvidó comentar que existe en mi entorno una tendencia a anteponer la comodidad o lo que es políticamente correcto a la necesidad/”felicidad”. Me parece triste, porque fomenta la pasividad, el conformismo, el pesimismo, perder el tiempo y lo que peor me parece de todo, un trasfondo de incomprensión que no invita a otra cosa que no sea desganarse y rendirse…

Es duro pensar y darse cuenta de que quienes más te deben valorar, apreciar y querer son los que te transmiten esa sensación. Si esto es lo que puedes esperar de los que están más cerca…mal vamos. Entiendo que cada uno te ofrezca su punto de vista y que por supuesto no lo hacen con mala intención pero a veces parece que se agarran a su “pasado” para sentenciar tu presente y futuro, se aferran a su idea sin tener la mínima intención de ceder para entender lo que quiero transmitir. O quizás soy yo el que no quiere desprenderse de sus ideas, pero por otro lado pienso, quién sería yo sin mis ideas y mi forma de ser, sin mi particular manera de ver las cosas…no sería yo.

En parte no les culpo, porque no siempre es sencillo ponerse en el lugar de una persona teniendo en cuenta determinados factores. Es como intentar ponerme en el lugar de una mujer que ha dado a luz… No podré saber lo que se siente durante el embarazo ni tampoco lo que es traer a un niño al mundo pero, en cierta forma, puedo intentar ponerme en “situación”.

La verdad es que en ocasiones me siento como un prisionero, esclavo por el bienestar de los demás, oprimido por el asfixiante yugo que supone sentirme limitado, encadenado a una vida que no es la que quiero vivir . Quiero liberarme, quiero luchar, quiero hacer lo que creo que es mejor para mí aunque no parezca serlo, quiero ver cada día diferente, único, quiero sentirme vivo a cada instante, quiero recuperar todo ese tiempo que siempre he pensado que he perdido, quiero volver a sentir las ganas inmensas de saborear cada momento, en resumen, quiero vivir.

Reconozco que a veces me pongo un poco caprichoso con estas cosas…También sé que no puedo cambiarlo todo y aunque pudiese tampoco eso es garantía de éxito pero al menos sí tengo una cosa clara: Esto no es lo que quiero.

El tiempo lo dirá todo y…este blog también 😉

Anuncios
Categorías:Personal, sociedad Etiquetas: , ,
  1. diciembre 2, 2010 en 10:08 pm

    No puedes culpar a nadie por tener miedo al miedo, a sentirse perdido, fuera de lugar, a dejar de saber qué es lo que deben hacer.
    De igual manera que una madre a la que asustan las arañas transmite su fobia al bebé, posiblemente los que te rodean quieran infundirte el miedo a dejar atrás aquello que para ellos es esencial, porque creen que ese respeto te protegerá y te ayudará a tener una vida más plena y satisfactoria. Sin embargo, como tú dices, a veces es difícil ponerse en el lugar de otra persona porque todas las personas somos distintas, por lo que, sin más remedio, tenemos necesidades distintas. Sin embargo, puede que tus necesidades sean distintas a la de los demás, claro que eso sólo lo puedes saber con seguridad tú mismo.
    Por un lado quiero decirte que luches por lo que crees.
    Por otro, quiero que no te dejes llevar por aquello que pueda hacerte daño, porque tienes que mirar por tu bienestar.
    En definitiva, que no te he resulto nada 😉 Jajaja
    Aunque quiero decirte algo más, aviva tus ganas de vivir, porque solo tienes una vida.

    Besos 🙂

    • diciembre 3, 2010 en 11:10 am

      Tu opinión siempre me sirve de mucho. Todas las sugerencias y consejos son más que bienvenidos…

      Es cierto que no puedo culpar a nadie y realmente no lo hago pero a veces no puedo evitar sentirme indignado y frustrado al darme cuenta de que intentan convencerme de ideas contrarias a las mías aunque sé que todo lo que me dicen es por mi bien…

      Me alegra que me animes a luchar por lo que creo pero sin perder la cordura, intentando minimizar los daños actuales para poder llevarlo lo mejor posible e ir preparando el terreno de cara al futuro. Realmente esa es la idea ahora mismo y creo que es lo más adecuado. Pero no te preocupes, que si pasa algo no te echaré la culpa 😛

      La cuestión no es resolverme o no las cosas, la cuestión es ayudarme y animarme, y eso sabes de sobra que siempre lo consigues 😉

      Precisamente quiero avivar mi vida porque no tiene sentido aguantar cuando puedes mejorar y avanzar. Antes el planteamiento era aguantar muchas cosas sin saber cuándo iba a terminar todo, con total pasividad, vendido totalmente al futuro, sin ninguna proyección, pero se me están escapando años que no voy a recuperar, así que si tengo que aguantar que sea hasta que alcance mis metas, hasta que consiga sentir que realmente estoy viviendo.

      Muchas gracias por pasarte y por comentar, en serio, como siempre me alegra leerte.

      Besitos ^^

      P.D: Espero que la carrera la estés llevando bien, ánimo futura ingeniera de Oracle 😛

  2. Pau
    diciembre 4, 2010 en 1:56 am

    Un escalofrío me recorre el cuerpo al leer el antepenúltimo párrafo (…)La verdad es que en ocasiones…
    Es como si de mi puño y letra hayan salido esas palabras. Leerlas me ayuda a recapacitar y darme cuenta de que yo también he perdido parte de mi tiempo, de mi vida, en algo que únicamente me perjudica.

    Tus letras me sirven de terapia, pero lo importante no es eso. Se supone que el que escribe eres tú y los demás comentamos al respecto e intentamos ayudar como podemos. El tema eres tú, no yo, así que lo que puedo decirte desde aquí, es que vuelvas a leer tus palabras tantas veces como sean necesarias y que intentes ponerlas en práctica.

    Pelea por lo que quieres con todas tus fuerzas, cálzate los guantes de boxeo y dale duro a todo aquello que te daña y no te deja ser felíz.

    Sé tú mismo, sin miedo, nadie tiene el derecho de juzgarte.
    Únicamente tú mismo…

    Un besiño 😉

    • diciembre 4, 2010 en 9:53 am

      Me alegra mucho saber que estas palabras te ayudan a recapacitar aunque hasta el punto que te haga sentir que has perdido tu tiempo… Pero si es en algo que te perjudica, como has indicado, todavía puedes cambiar el rumbo si sientes que estás en esa situación.

      Sé que las cosas son muy complicadas y que a veces puede parecer muy bonito, incluso utópico, pero si hay al menos una posibilidad hay que hacer todo lo que sea posible y no dejarse vencer. Yo he caído muchas veces, pero unas veces solo y otras con ayuda me voy levantando y voy dando pasos, eso sí, muy lentamente…

      Aunque yo escriba aquí y los demás comenten si les apetece, no quita para que quieras exponer tus propias reflexiones o tu caso en concreto. Cuando se comparte se aprende de los demás, pero también de uno mismo. Yo escribo para desahogarme y plasmar ideas y vosotros podéis hacer lo propio.

      Lo más duro es eso, poner en práctica estas ideas y sobretodo no dejarse vencer en el día a día, que es lo que realmente “quema”.

      Gracias por tus ánimos y tu comentario dama.

      Un besito 🙂

  3. diciembre 11, 2010 en 12:00 pm

    muchísimas gracias por tu comentario, me quedé mucho rato leyendo…
    si algo he aprendido estos días es que sólo debemos hacer aquello que nos haga felices de verdad, y lo que digan los demás da igual, quien va a vivir con ello serás tu, así que supongo que es mi especie de consejo para ti
    un beso 🙂

    • diciembre 11, 2010 en 12:11 pm

      Qué alegría leerte por aquí 🙂 Me alegra que mi comentario te haya servido de algo. Creo que es importante compartir nuestras experiencias y que éstas nos aporten momentos de reflexión. Creo que tu consejo es más que acertado… Es curioso porque cada uno tiene su propia vida pero los demás se empeñan en decirte lo que tienes que hacer o “recomendarte” lo que es “mejor” para ti. Hay que ser lo suficientemente responsable y consciente para aceptar las cosas negativas y positivas que se desprendan de nuestras decisiones y además aprender de lo malo y lo bueno que nos toque vivir.

      Es cierto, tenemos que luchar por lo que creemos que nos va a hacer felices si no… ¿para qué estamos aquí? Quiero seguir luchando, no quiero rendirme… Haré todo lo posible y espero que tú también lo hagas. Si necesitas ayuda y puedo brindártela, lo haré con mucho gusto.

      Gracias de nuevo por tu visita y por tu comentario.

      Un beso Daniela 🙂

  4. diciembre 12, 2010 en 3:24 am

    Uff mucha tela que cortar. Lo único que está claro es que que tu vida es tuya, y esto, los que te rodean si de verdad merecen la pena, tendrán que comprenderlo. Aunque comprender al otro no siempre implique estar de acuerdo.

    Por otro lado parece que el tiempo siempre nos apremia, es verdad que verse estancado y vivir en una vida en la que no te reconoces o sentir la imperiosa necesidad del cambio es bastante normal para las personas que aspiramos a mejorar.

    Hay dos opciones, una es hacerle caso al “viento del norte” que es como llamo yo a mi necesidad de cambios radicales, y poner encima de la mesa lo cambios que queremos y tomar medidas.

    Cambiar de trabajo, cambiar de amigos, cambiar formas de ser, sea lo que sea y aunque nos aferremos, afortunadamente si tenemos poder para cambiarlo, otra cosa es que haya que enfrentarse a las consecuencias, y la comodidad o el miedo a estas nos hagan frenar.

    Y por otro lado siempre podemos esperar y asegurarnos de que aquello que queremos cambiar es algo que realmente merece la pena y va a suponer una solución.

    No se si me entiendes, por ejemplo, de nada nos sirve cambiar de zapatos porque el cuero nos da alergia, si después nos vamos a comprar unos zapatos, que aunque nos den menos alergia, también llevan cuero.

    En fins, vivir la vida no sería tan divertido si no tuvieramos que vivirla a cada paso 🙂

    • diciembre 12, 2010 en 1:06 pm

      Me alegra muchísimo leer tu comentario… La verdad es que has sabido combinar todos prácticamente los consejos que me han dado. Me siento reconfortado porque veo que hay gente que se siente identificado conmigo y eso es mucho más importante de lo que nunca había imaginado.

      Hoy por hoy sigo necesitando todos esos cambios pero por desgracia no voy a poder llevarlos a cabo a la velocidad que me gustaría. A veces pienso que si esto ocurre así es por algún motivo; de todas formas mi planteamiento está orientado a largo plazo, así que inevitablemente me toca esperar, pero no esperar por nada, esperar haciendo algo de cara a ese largo plazo que comentaba.

      Me ha gustado mucho esa expresión de “viento del norte”. ¡Suena a libertad!

      La verdad es que las personas de las que he hablado sí que merecen bastante la pena pero tienes razón, tendrán que aceptarlo antes o después aún cuando no sean capaces de entenderme al 100%.

      Te agradezco mucho tu comentario. Me ha resultado muy útil y entre todos me estáis ayudando a confirmar y a desechar ciertas ideas. Me siento comprendido…

      Un beso fuerte. Gracias de nuevo.

      P.D: Tengo pendiente tus últimas entradas, a ver si tengo ánimo suficiente y las leo a conciencia, siempre son muy agradables 🙂

  5. pipermenta
    diciembre 13, 2010 en 8:39 pm

    Mi querido amigo no voy a darte ningún consejo, estos, como tú muy bien dices, no sirven para todos por igual. Solo quería darte las gracias por tu comentario en mi blog, por los ánimos y por el cariño que siempre has tenido hacía mi persona sin conocernos siquiera.
    Ahora que tengo un momento para visitar a los amigos aprovecho además para pedir disculpas por contestarte tan tarde.
    Bueno, todo marcha bien, sin mucho tiempo para nada y con muchas ganas de volver a escribir.
    Sobre tu entrada solo puedo decirte que cuestionarte la propia existencia también es un síntoma de estar vivo.
    Cuídate mucho, amigo.

    • diciembre 14, 2010 en 11:52 am

      ¡Hola Piper!

      No tienes que agradecerme nada, que tú has hecho lo mismo si no más, las cosas como son. La verdad es que resultaba extraño ver que pasase tanto tiempo y no ver que habías escrito nada nuevo. Tampoco tienes que pedir disculpas por comentar tarde. Todos tenemos nuestras ocupaciones…

      Me alegra mucho que las cosas te estén yendo bien, de verdad. Espero que este cambio sea el positivo, el que realmente necesitabas y espero que te dure muchísimo esta racha.

      Cuídate tú también, muchos ánimos y ¡energía para aguantar el ritmo!

  6. pipermenta
    diciembre 17, 2010 en 12:59 pm

    Mi querido amigo solo vengo a desearte una feliz navidad a ti y a todos los tuyos.Te mereces todo lo mejor. Una cosita; algunos vecinos blogueros se han apuntado a escribir un cuento de navidad, si te apetece y tienes tiempo te invito a que te pases por sus espacios. Realmente son buenos y nada convencionales, te lo aseguro.
    Lo dicho: ¡Feliz navidad! Jo,jo,jo

    • diciembre 17, 2010 en 3:50 pm

      ¡Muchas gracias por tus buenos deseos! Te deseo lo mejor a ti también y a toda tu familia y amigos, de verdad. Espero que este próximo año las cosas salgan tal y como esperas. Revisaré tu blog a ver quién ha comenzado con esa iniciativa. Seguro que el hecho de no ser nada convencionales le dará un toque interesante, de hecho ya me está picando mucho la curiosidad…

      Felices fiestas piper 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: