Ayer

Ayer…

Ayer no pude escribir, no tuve tiempo… pero sí puedo decir que fue un día especial. Especial porque fue diferente: sonreí más de lo normal… Y eso cuenta, y mucho.

Soy un quejica empedernido, no lo negaré… A veces sé que puedo resultar irritante, incluso ingrato. No tengo muchas de las “cargas” que tienen la mayoría de personas, por suerte puedo decir que tengo trabajo y de salud tampoco puedo quejarme a pesar de que tenga algunas situaciones “complicadas” de vez en cuando.

Ayer sonreí, sonreí y reí muchísimo. Me olvidé de todo, me centré en disfrutarlo, en saborearlo y extenderlo todo lo que me resultó posible. Soy consciente de que aún tengo que valorar más las cosas que tengo, sí, muchísimo más. También debo considerarme afortunado por saber que soy importante para algunas personas, que éstas me valoran, me aprecian y me quieren. Que me muestran su cariño de distintas formas… no debería quejarme tanto aunque todo es fruto de la desmotivación y frustración.

Pero no quiero hablar de eso ahora… Ayer me sentía tan satisfecho que incluso inmortalicé esos momentos. Como en muy pocas ocasiones hago, aproveché la webcam de mi portátil para conservar para siempre esos instantes: sonrisa amplia, media sonrisa… no importaba cómo fuese si no lo que en sí guardaban esas imágenes…

No tengo muchas fotos mías. Siempre soy de los que se quedan detrás de la cámara, de los que considera que siempre sale mal, de los que siempre siempre está haciendo algo con los ojos justo en el momento de sacar las fotos, jajaja. Hace un año aproximadamente, me compré una nueva cámara de fotos para capturarlo todo: la rutina, los viajes, las tonterías, las ocasiones importantes, etc. Ya sea en imágenes o en vídeo. Recuerdo algunos… y sonrío, sonrío porque han sido buenos momentos. No todo ha sido ni es triste y gris… Tengo que hacerlo, usar más la cámara, grabarme más en vídeo, tomar más fotos…

Hoy el día no ha empezado genial, pero lo estoy terminando tranquilo, calmado… como me gusta estar en la mayoría de las ocasiones, deleitándome recordando algunos momentos de ayer, algunas frases… Como dije antes, veo mis fotos, me veo sonreír, me veo contento y me gusta verme así, recrearme en las sensaciones que generan ese estado, el saber que estoy siendo natural, espontáneo, tal y como soy en realidad… No suelo reír con facilidad; también es verdad que independientemente de mis circunstancias, no me suelo reír de lo “fácil”, me gusta más el humor original, inteligente…

Ayer fue ayer… hoy es momento de recordar (cosas como estas merecen ser recordadas) y sobretodo… de agradecer.

Anuncios
  1. Pau
    marzo 10, 2011 en 7:26 pm


    y hoy… hoy también has sonreído. Me lo ha dicho un pajarito, un canario amarillito.
    No dejes de hacerlo, ni siquiera cuando entristezcas, porque la sonrisa dulce será tu menor arma contra las lágrimas amargas.

    Besos hoy.

    • marzo 10, 2011 en 10:46 pm

      Jajaja. Qué bueno lo del pajarito, el canario amarillito… Pues sí que tienes contactos, estás bastante bien informada… Menos mal que no fue el loro que tiene mi tío, hubieras corrido el riesgo de que te hubiese picado 😛

      Eso quiero… no dejar de sonreír, tanto por mí como por los demás… Sé que estando bien soy capaz de dar el máximo a cualquier persona…

      ¿Sonríes conmigo? 😉

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: