Archivo

Archive for 10 octubre 2011

Vínculos

octubre 10, 2011 5 comentarios

Vinculos

 

Hay vínculos que nacen sin avisar. Los encuentras en las circunstancias menos apropiadas y con la/s persona/s que menos imaginas… Tampoco es algo que puedas elegir… ni el cómo, cuándo, dónde ni con quién.

 

Los vínculos son puestos a prueba más tarde o más temprano y es entonces cuando te das cuenta de lo fuertes o frágiles que son y lo que potencialmente pueden llegar a ser. Te permite ver la autenticidad de los mismos.

 

En algunos casos éstos sufren rasgaduras (como las de la foto) pero se terminan conservando, en otros, se desvanecen al mínimo soplo nocivo… 

 

Pero no quiero quedarme con los que están marchitos, ni siquiera con los que están perdiendo intensidad. Sólo quiero y necesito los auténticos, los puros, los que se mantienen firmes a pesar de los vendavales, los que guardan esa característica perenne, los que se mantienen perpetuos pase lo que pase, tal y como he querido que ocurra con mi verdadera esencia aunque, claro, no puedo olvidar que nada es para siempre.

Anuncios
Categorías:Uncategorized

Fin de trayecto

octubre 7, 2011 5 comentarios

 

Para todo y para todos siempre hay un final.

 

Hasta aquí has llegado y una enorme huella has dejado…Te tengo presente… no de forma constante pero sí profundamente…

 

Te veo y te siento…

… cuando me rozan tus flores

… cuando me asomo tímidamente para ver tu coche

… cuando paseo por casa y veo tus “cosas”

… cuando veo a alguien fumar, toser

… cuando veo una ambulancia

 

También… cuando comienzo a cantar sin darme cuenta… Desgraciadamente hay cosas que no están socialmente bien vistas… Las limitaciones que implican las apariencias es algo que me aburre, me asfixia y me anula…

 

En esos momentos siento impotencia, porque cantar no siempre refleja alegría… Quien me conoce sabe que expreso todo tipo de emociones cantando…

 

Pero eso no es lo que importa… Todo llega a su fin y hay que aceptarlo.

Categorías:Momentos fugaces, Personal Etiquetas: ,

Toni

octubre 3, 2011 Deja un comentario
2011-09-29_14

Esa sensación de perpetua soledad, a veces deseada otras forzada.

Sentir el vacío que sale de mí y me rodea inevitablemente.

Necesitar algo más: autenticidad.

Me miro en el espejo y sé que hay algo está mal.

Mis ojos lo ven a diario.

Mis oídos escuchan los lamentos.

Mi piel percibe indefectiblemente esa sensación.

Algo que te salpica y de lo que no te puedes deshacer.

Los días pasan, las personas van y vienen.

Experiencias pasajeras se combinan con hechos imborrables.

Pero hay algo que se mantiene firme, impasible.

Ese sentimiento de: “no sé qué”.

Quisiera no tener que mirar por la ventana con mis ojos críticos y analíticos.

Pero no es así, y ahí radica mi mayor fortaleza, que a su vez se convierte en mi mayor debilidad.

Tampoco quiero ni debo suprimir mis ambiciones ni mis sueños.

Sólo necesito ser yo.

Me siento atrapado en un mundo egoísta, interesado y forzado.

Pecados de los que yo tampoco me libro.

La incomprensión me mata, la intolerancia me asfixia.

La individualidad es una pendiente que se acentúa y me agrada.

Convivir con la apatía y tristeza de la gente es una pequeña carga con la decidívivir.

Causada o no por mis imprudencias, generadas por mi entorno o simplemente porque yo soy así.

El verdadero precio a pagar es la frustración.

Los intereses son proyectados por la prolongada sombra de los muros de la desmotivación.

Aún queda mucho queda por decir, por vivir y por sentir…

 

Categorías:Uncategorized