Archivo

Posts Tagged ‘curiosidades’

Sueños, ¿sueños son?

agosto 12, 2010 8 comentarios

Sueño bastante, diría que todas las noches.

Siempre me han interesado mucho los sueños y en cierta forma su interpretación. No soy de los que por ejemplo cree que soñar con que se te cae un diente significa muerte pero sí tengo la certeza de que en líneas generales suele tener algún tipo de significado. Igual es que según el sueño que tenga quiero creer que significa esto o lo otro, digamos que según me “convenga”.

Para poneros un poco en antecedentes sobre mi “historial” puedo deciros que los primeros sueños/pesadillas que recuerdo están relacionados con sentirme perseguido y con el hecho de tener “poderes”, sí, como un héroe. Esos eran los que más se repetían. Luego tenía los “típicos”: sueños con la familia, con algo que me apasionara en ese momento, con gente con la que estudiaba o con las cosas que me habían pasado o de las que había hablado justo antes de acostarme y cómo no, sueños románticos y también eróticos.

En los últimos tiempos los sueños sobre las persecuciones han ido desapareciendo para dar paso a sueños relacionados con cosas del trabajo, desde situaciones reales hasta las más horribles pesadillas que pueden darse en relación a este tema. Es cierto que es uno de los temas que me genera más estrés y problemas en mi vida personal. Por desgracia son constantes y casi siempre son pesadillas, no son cosas nada agradables.

Como contrapartida, sueño de vez en cuando con personas que irónicamente he conocido a través de internet y en la mayoría de casos son sueños muy muy bonitos. Casi siempre suele ser con personas que siento más cercanas o de las que he visto su foto. En todos los casos sin excepción han sido mujeres.

Llegados a este punto tengo que reconocer que los sueños estaban basados en nuestro encuentro físico, pero no en el momento de conocerlas, si no como si ya nos conociéramos de mucho tiempo y simplemente compartiésemos el mismo espacio y momentos indescriptibles. La verdad es que son sueños que me suelen dejar un buen sabor de boca para el resto del día. Son como muy platónicos, basados en una auténtica amistad, en una conexión especial con la persona en cuestión, no es ningún tipo de fantasía sexual ni nada por el estilo, es puro sentimentalismo/romanticismo.

Probablemente esté basado en la necesidad de tener “esa” conexión, no me refiero en plan pareja, sino en lo que implica un paso más allá de una amistad verdadera, algo realmente especial. Y no es que quiera restringirlo a una persona, si pueden ser más obviamente mejor, pero se antoja complicado. A raíz de esto y de otras circunstancias personales probablemente dentro de poco escriba algo relacionado con la amistad.

Retomando el tema de los sueños, a pocas conclusiones he podido llegar, ya que creo que la mayoría de cosas son obvias. Hay necesidades, deseos, miedos y preocupaciones que quedan manifiestas después de todo lo comentado.

Pocas cosas son tan íntimas como nuestros sueños, por lo que aquí os lo dejo para que conozcáis también a ese lado quizás no tan inconsciente de mí.

La foto ha sido tomada de la galería de Flickr de kanelstrand cuya licencia es Creative Commons.

Anuncios

¿Intuición o inspiración?

febrero 25, 2010 4 comentarios


Sin tener aún mis ideas ordenadas, con ese borrador eterno que cité en mi anterior entrada intacto desde la última vez que lo toqué por falta de tiempo, he decidido publicar algo nuevo, desvelar una parte de mí, haciendo gala al nombre de este blog.

Dicen que la intuición es una cualidad que se manifiesta especialmente en las mujeres. Entiendo por ello que en ese aspecto tengo un lado femenino bastante desarrollado…

Todos hemos sentido alguna vez esa impresión de que algo va a pasar… No me refiero a algo malo, puede ser bueno, pero sabemos que algo va a suceder. En ocasiones tendemos a pensar que eso es más bien fruto de nuestros deseos, de nuestro anhelo o de nuestros miedos, frustraciones y complejos. Partiendo de la base de que tienes el 50% de posibilidades de acertar sobre si un hecho va a acontecer o no, no se le debería de dar una importancia que vaya más allá de las cuestiones puramente matemáticas.

Pero, ¿qué ocurre cuando incluso imaginas detalladamente cómo van a suceder algunas cosas? Conforme esa, digamos inspiración o sugestión, va adquiriendo mayor profundidad y complejidad las probabilidades de dar en la diana van disminuyendo (aprovecho para hacer un breve off-topic: siempre me han encantado las matemáticas, además la serie numb3rs me llama la atención).

La inspiración claramente existe y lo demuestra mucha gente cuando escribe, dibuja, compone, etc. Por lo que ¿podríamos llamar a “esto” una evolución de este concepto? ¿Estoy confundiendo los términos? ¿O es esta sensación una prolongación de la misma inspiración? Cuanto menos es que es una cuestión controvertida…

Olvidándome de la teoría y de las matemáticas por un momento y hablando desde mi propia experiencia personal, muy muy personal creo firmemente en que algo así debe existir. No seré yo el que traiga cuestiones paranormales a este blog, ni siquiera quiero entrar en eso, pero sí creo sinceramente en la capacidad que tiene una persona para poder percibir cosas que otros no pueden. Para mí es como una capacidad cualquiera, como ser capaz de crear una obra de arte, de ser un líder de un gran grupo o de ser una persona con una gran empatía aunque, lógicamente con ciertos matices que hacen de ésta una capacidad diferente. Es como cuando alguien te está mirando y tú no la miras pero “sientes” esa mirada, te giras o miras y sí, es cierto, te estaban mirando; también es verdad que esto no se cumple de forma estricta, pero algo debe significar.

Volviendo a mi experiencia debo decir que con una frecuencia discontinua tengo lo que yo llamo “impresión” y por otro lado “intuición”. Ejemplo frecuente en mí en el caso de la impresión: “Hoy voy a tener un mal día”.  Ejemplo de intuición (hechos que de antemano no sabía que sucederían y tenía plena confianza de que iban a suceder así sin ninguna base lógica): “Mi hermano no sólo va a sacar las oposiciones si no se va a quedar en el puesto tal y le va a tocar en tal sitio, va a durar tanto tiempo en tal sitio y luego se marchará a otro mejor”.

Si todavía sigues leyendo estas líneas y no has cerrado la ventana/pestaña pensando que soy un paranoico, es porque quizás quieras saber a dónde quiero llegar con todo esto. A parte de que es algo que siempre me he cuestionado, últimamente he tenido alguno de esos pequeños “flashes”, a partir de ahora llamaré intuiciones. Generalmente no suelo equivocarme, también es verdad que esto no es una ciencia exacta, pero en muy contadas ocasiones he fallado.

Llevo un tiempo pensando en que a nivel profesional (disculpadme si no desvelo ese detalle, es por cuestiones demasiado personales que me impiden tratar el tema aquí con total libertad) voy a sufrir un cambio. No es una impresión, es una intuición. Es cierto que en mi trabajo las cosas no me van del todo mal… pero mi futuro a medio plazo es posible que me lleve a no seguir donde estoy ahora mismo. A todo esto hay que añadir que a pesar de que no sea realmente un deseo, más bien lo contrario, creo que mi “destino” pasa por hacer algo más importante que lo que hago actualmente. ¿Que si puede ser fruto de la frustración? ¿Que si es algo que querré? Es posible, el tiempo lo dirá.

Para explicar detalladamente en qué consiste dicha intuición he de decir que no sólo me veo realizando labores que están por encima de mi puesto si no que siento que no lo desempeñaré en mi ciudad natal y en la que actualmente vivo. ¿Destinos posibles? Daré mis 4 opciones en el caso de que finalmente no siga aquí por orden de posibilidades: Barcelona, Sevilla, el extranjero y Madrid. Digamos para no entrar en detalles demasiado profundos que tengo algo que me vincula a estas ciudades/lugares a nivel profesional pero podría ser cualquier ciudad del mundo.

Antes comenté que cuando tengo estas percepciones suelen ser bastante detalladas pero también breves. Aún cuando 3 ciudades son opciones concretas y pueden tener cierta lógica, una de ellas, el extranjero, es demasiado ambigua. Por lo que si indagamos un poco más nos encontramos en que la primera imagen que aparece en mi mente al pensar en esto es la estación de tren de Santa Justa (Sevilla). ¿Debe significar algo concreto? No, ya que una estación de tren te puede llevar a otra y así sucesivamente hasta llegar a tu destino final. ¿Que si he estado ahí anteriormente? Pues sí, ¿casualidad? Puede que sí o puede que no. La esencia es la siguiente:

Me veo solo en ese momento, en la estación, pero sé que estaré esperando a alguien. No sé si te conozco o no, pero si te conozco sé quién va a ser. Por contra no tendré a mi familia cerca, ni a mi gente, ni mi tan adorada ciudad. Encontraré un equilibrio que ahora mismo me falta, mi mente se abrirá aún más y seré alguien más completo, seré mejor y además tendré esas ganas de luchar, esa motivación que perdí hace ya mucho tiempo. Mi vida va a cambiar, lo presiento, lo intuyo…estoy seguro.

Ahora queda la última pregunta: ¿Será todo esto fruto de un deseo o realmente va a pasar?

Alguien muy importante en mi vida me dijo hace años que la seguridad en mí mismo me llevaría lejos. Esta entrada me servirá para comprobar en su momento si esto es cierto y si realmente ha sucedido tal y como pensaba o simplemente fue un sueño o una pesadilla mientras estaba despierto…

La foto aquí publicada corresponde a la galería en Flickr de aiGi.boGa que tiene licencia Creative Commons.

Categorías:Personal Etiquetas: , ,

Cita inesperada

diciembre 18, 2009 2 comentarios

Hoy quería comentar sobre un blog geek en el que sorprendentemente he encontrado mi nick en una de las entradas. En ella se comenta sobre la posibilidad de hacerte un bloc de notas con tus tweets (en la que se indica que un retweet mío le informó de la noticia). En cualquier caso en este enlace podéis leer más detenidamente.

Puede parecer una tontería, pero de todas las redes sociales la que más me llama la atención y que más útil veo es Twitter y ya sabemos cómo funciona: Tú escribes lo que te apetece y lo podrán leer las personas que han decidido seguirte (a parte de que realizando búsquedas puedan dar contigo o más bien con tus tweets). A veces esta acción la puedes llevar a cabo una vez al día o 50 …la cuestión es que cuando escribes mucho y no tienes replies a veces te quedas un poco trabado, como diciendo: “¿realmente lo que digo le está resultando interesante a la gente o es tan ‘patético’ que ni merece una mención?” “¿Es quizás que por eso apenas tengo followers?”. Tampoco se puede aspirar a que comenten todo lo que escribes, pero sí que en ocasiones algún reply viene muy bien para saber que hay alguien al otro lado. En mi caso no tengo muchos followers y muchos de ellos digamos que no son personas “físicas” (empresas, otros blogs, etc). No es que sea de los que quiera llegar a 1000 followers ni nada similar, al contrario, prefiero que sean pocos pero “fieles” o al menos con los que tener un mínimo contacto para saber que están ahí 🙂

Por eso desde aquí quería agradecerle a @Homotecno que me haya citado y aprovecho la ocasión para recomendaros su blog. De hecho él me siguió en Twitter mucho después de comenzar a seguirle yo, casualmente por su blog! Además no en vano se encuentra en el apartado de “Gente Interesante” de esta humilde bitácora. Aprovecho también para felicitarle por sus artículos (peloteos a parte, por supuesto).

Edit1: He comprobado que tiene un dominio propio que casualmente sigo desde mi portátil, lo indico también.

Tags: , , ,

Categorías:General, Personal Etiquetas: , , ,

¿Cuáles son las características más importantes de Google Chrome?

diciembre 12, 2009 1 comentario

Me he levantado hoy (bastante tarde por cierto) y me he dispuesto a echarle un vistazo a los nuevos tweets y a ver las noticias online (cosa que me encanta hacer para empezar bien informado el día) y me he encontrado con un vídeo de Google Chrome de lo más curioso e interesante:


La verdad es que me ha encantado, más allá de que te guste o no el navegador o seas o no Google Fanboy. Creo que por lo original y por lo que me ha entretenido he tenido que publicar esta entrada.

Por otro lado comentar que he probado el navegador en Windows y responde bastante bien, lo que francamente para mí consume bastantes recursos y provocó que se calentara mi portátil más de la cuenta (aunque igual esto tiene más relación con que el navegador lo utilicé en una máquina virtual de Windows y ahí ejecuté el programa abriendo unas cuantas pestañas, jeje).

También he probado Chromium, que es la base en la que está construído Google Chrome y que está disponible para Linux. Las cosas como son: lo he usado en una máquina virtual con Ubuntu (para hacer una comparación “relativa”) y he de decir que me ha sorprendido gratamente el rendimiento y la velocidad a la que funciona, aún cuando está fase beta (al menos para Linux y macOS).

Detrás de todo esto está el verdadero proyecto del cual me imagino que todos o casi todos han oído hablar o más bien leído: Google Chrome OS. Un sistema operativo orientado a los ultraportátiles basado en su navegador web.

Por supuesto citar la noticia en la que vi el vídeo y demás enlaces que os puedan resultar útiles:

Vídeo en ALT1040
Proyecto Chromium
Google Chrome vía Wikipedia
Google Chrome OS vía Wikipedia