Archive

Posts Tagged ‘libertad’

d-esvaríos

enero 3, 2012 Los comentarios están cerrados

Son muchas las noches en las que me acuesto y comienzan a surgir todo tipo de pensamientos, muchos, dignos de ser escritos aquí (en lo que a profundidad sobre mí se refiere). Me recuerda a que yo soy de noches más que de mañanas. Imagino y sueño despierto.

Son varios los días que llevo acumulando un agotamiento más acentuado, y sin hacer nada especial. No sé si es el desgaste emocional, el estrés o simplemente que me estoy haciendo mayor…

Hoy, ahora, aquí… Estoy solo, desde hace algunas horas sin hablar con nadie, simplemente estoy yo, mi trabajo y mis delirios. Hoy estoy un poco triste. Sé lo que escribí hace unos pocos días, nada ha cambiado, pero un año no son un cúmulo de días, semanas o meses, son una mezcla y acumulación de momentos, como éste, de soledad y tristeza. No podría explicar la/s razón/razones. Ahora mismo me resulta complejo pensar con claridad.

Se me ocurren toda clase de disparates que hacer.

Poder expresar con exactitud lo que se siente en un momento determinado debe ser un don, que obviamente se me escapa. Ahora sólo quisiera apagar las luces, cerrar los ojos, dormir. Despertarme y seguir así, sin tener más movilidad que la que me permite una cama. Descansar y disfrutar del silencio.

Estos días he sido testigo del infinito egoísmo del ser humano. No es algo nuevo, pero nunca dejará de sorprenderme.

Al margen de todo esto y retomando un poco esa inspiración que surge por las noches, he pensado en escribir de otra forma, en otro lugar, sin limitaciones de ningún tipo. Aquí soy yo mismo, pero aún puedo llevarlo más allá. ¿De qué sirve un blog personal si no puedes expresar todo como lo sientes al 100%?

Esas noches me transportan a un nuevo concepto de libertad, a una libertad que nace dentro de mí y que quiere salir pero que aparece justo cuando el tiempo no me permite hacerlo. Si no existieran relojes… Si no estuviésemos esclavizados por el tiempo, si las estructuras sociales no fuesen tal y como las conocemos, todo sería muy diferente… Aunque por otra parte es estúpido pensar en utopías, no me cierro a intentar explotar esta vía sobre la cual no conozco nada.

Hay miedo al cambio (y me pongo el primero). No hay que ocultarlo, ni mentir. ¿Quiénes somos si atentamos contra nosotros mismos? No tiene lógica…

Mañana a esta hora probablemente esté cansado de hablar o demasiado ocupado para pensar ,y esta entrada pase a mejor vida. Irá quedando oculta en borradores por las siguientes que lleguen (si llegan) o quedará simplemente en el olvido. Lo que siento, no.

Olvido… Olvidado, sí… eso puede tener algún tipo de sentido en este momento. Quizás esa sea una de esas razones que desconocía al empezar a escribir todo esto. Eso es probablemente lo único objetivo que puedo ver dentro de este insaciable sueño, pero no, no necesito ánimos, ni amables palabras, nada (sin ningún interés en ser desagradecido). Es sólo cuestión de sentir o no, algo tan sencillo pero a la vez tan complejo.

No quiero ni necesito nada, ya no espero nada. Únicamente quiero estar así.

 

No sería justo…

mayo 9, 2011 4 comentarios

… que me quedase lamentándome sin reconocer que también tengo motivos para estar contento.

… no atribuirte el mérito que tienes por hacerme sonreír.

… no intentar devolverte todo lo que mereces por hacerme sentir.

… no seguir compartiendo esos momentos inolvidables e inigualables.

… negar que me has transmitido muchísima paz y libertad.

… no reconocer que después de uno de los peores meses que he vivido, tú me has traído la calma.

… no admitir que detrás de esos malos momentos compartidos, hay algo más que nos empuja a seguir adelante.

… no darme cuenta de mis errores para poder enmendarlos.

… que todo quedase en palabras.

… no vivir ese momento de libertad, complicidad e intimidad infinita.

… decir que esto no es real.

no dedicarte esta entrada a ti.

Clases

abril 20, 2011 1 comentario

Recientemente he tenido un problema con una empresa cuya marca es muy conocida… Después de muchos tira y afloja hemos llegado a un acuerdo. Esto no deja de ser algo común aunque bastante desagradable. Lo importante (y lo más triste) es lo que ha provocado que se solucionase todo, y se ciñe a dos palabras: cliente oro.

Me parece una auténtica vergüenza que recibamos un trato mejor por gastar más dinero… Todos los clientes que compren, gasten más, gasten menos, merecen el mismo respeto y consideración. Yo, que con bastante frecuencia trato con clientes y con clientes de mis clientes… Los trato a todos por igual, siempre con el máximo respeto e intentando dar solución a cualquier problema que me planteen. Han venido desde “emperchados” hasta personas que podrían haber ido a la playa perfectamente con lo que traían puesto después de atenderles…

Sé que es una realidad, no estoy descubriendo nada y tampoco seré la única ni la última persona que se queje de estos tratos, para mí, vejatorios, pero no puedo evitar expresar mi más enérgica protesta (al igual que hice con el encargado con el que traté) ante estos abusos.

Aunque no me gusta nada trabajar de cara al público pero en los que he estado siempre me he mostrado fiel a lo que creo que hay que transmitir. Está claro que esto es una filosofía personal de cada trabajador y ahí poco se puede hacer. Hace unos años una jefa me dijo: “La imagen que tienes de una empresa es la que percibes de la gente que trabaja en ella”. Estaba muy de acuerdo, porque si tienes un encontronazo con alguien que te atiende, ya te lo vas a pensar para ir de nuevo y si te fue muy bien, pues probablemente repitas. Aunque si le damos la vuelta, la empresa puede ser “perfecta” y haber tenido la mala suerte de que te atendiese el borde de turno.

Lo que sí marca objetivamente (para bien o para mal) a una empresa es su política respecto al trato con los clientes. Y esto es lo que critico con dureza… Todos somos clientes, personas, independientemente de nuestros ingresos. Los productos de una empresa que nos clasifica, no me interesa y en la medida que me resulte posible, prescindiré de sus productos y/o servicios buscando lo que considero más justo.

Objetivo: Tenerife

marzo 29, 2011 2 comentarios

Ni siquiera tuve tiempo de escribir una entrada antes de irme… Pero así ha sido: el pasado fin de semana me fui a Tenerife.

Ha sido una muy grata experiencia que aparte del entretenimiento, me ha aportado muchísimas cosas positivas, pero quisiera destacar dos en particular:

1) Me he enfrentado a algunos de mis miedos y los he logrado superar no sin dificultad, todo sea dicho. Pero creo que ahí radica el mérito. Realmente me siento muy orgulloso de haber sido capaz de afrontarlo. Estar angustiado segundo a segundo y ser capaz de zafarme y centrarme en pasarlo bien. Sé que puede parecer una tontería, pero estaba en un punto en el que sentía que estaba retrocediendo cada vez más y que me resultaba imposible afrontar algunas cosas que pueden parecer de lo más normal… Es difícil entenderlo, pero bueno… Lo importante es que lo conseguí y me siento muy orgulloso de mí mismo por ello, incluso me emocioné mientras volví en el avión por ser capaz de dejar atrás esas cargas tan pesadas que me habían asfixiado durante tanto tiempo…

2) Reencontrarme con el significado de la palabra disfrutar. No recordaba qué se sentía al disfrutar algo plenamente. Las vacaciones de los últimos años han sido anecdóticas e infructuosas, todo derivado de mi gran frustración, de la desgana y la desmoralización… En esta ocasión no fue así… Además, todo esto me ha reportado una desconexión total de todo lo que me perjudica a diario, de lo que me mina la moral, de lo que me hace sentir que la vida se va entre las manos… Me ha aportado una dosis de optimismo y positividad. Me ha permitido ver que las cosas sí pueden cambiar, pueden mejorar y así debe ser… Todo esto forma parte del conglomerado de experiencias que me faltan, que quizás debí hacer mucho antes y que por unos motivos u otros, no he podido. No puedo culparme cuando no podía pero sí cuando podía y no hacía nada al respecto. Estas son las vivencias que me enriquecen y que realmente necesito para sentirme vivo.

Si puedo actualizaré esta entrada mostrando alguna imagen de esta escapada…

Ahora a pensar en la siguiente meta 🙂

Mi respuesta

marzo 21, 2011 Los comentarios están cerrados

Sé que llega tarde… Perdóname…

Quise, como siempre, pensar bien qué decir, interpretarlo y responder como merecía… Es cierto, quizás lo mejor era dejarse llevar y responder en el momento… Me equivoqué… Pero también es verdad que eso ha generado confusiones e incluso errores por mi parte…

Conozco las circunstancias de primera mano pero la situación es de una gran complejidad…  por ello, requiere que le diese la importancia que tiene, porque es algo que me preocupa…

Mi sorpresa fue mayúscula… Fue algo totalmente inesperado. Esta sensación dejó paso al orgullo… sí. Orgullo al presenciar una muestra tan grande de valentía, de fuerza y coraje. Un enfrentamiento cara a cara con la situación. Estaba y estoy realmente contento por ello, por lo importante que es para ti, por lo que significa también para mí… Lo veo como un paso hacia adelante, pero no un paso cualquiera… Creo que es un auténtico símbolo de intenciones, puede y debe ser el comienzo de una nueva etapa que sirva para dejar atrás, en la medida de lo posible, ese pasado y presente… Te animo a ello con toda mi alma, el cambio es posible, es necesario, es imprescindible… Esa, es mi respuesta.

Pero tampoco quiero agobiarte (aunque sé que nunca leerás estas líneas) porque mi intención es ofrecerte lo mejor de mí aunque te resulte mínimamente útil… Aunque igual no lo puedas percibir de la forma que a mí me gustaría…

Quiero… “decirte” desde el corazón que espero que sigas avanzando, que no pierdas jamás la fe en ti, que las cosas sí pueden cambiar, que puede haber un presente y futuro diferente, que entiendo perfectamente lo difícil que son las cosas pero cada día es una oportunidad nueva que tenemos que aprovechar para cambiar las cosas… No es lo mismo, lo sé… pero, ¿sabes? yo también lo estoy intentando…

Detrás de las palabras hay sentimientos y eso en ocasiones, es más poderoso que cualquier otra cosa…

Confío en ti, en tu capacidad, en tu inteligencia, en tu fuerza inagotable… Yo estaré ahí, a tu lado aunque no me veas, susurrándote palabras de ánimo aunque no me oigas, tendiéndote mi mano aunque no puedas tomarla… Quiero que sientas mi alma con la tuya, quiero aplaudir y recompensar cada esfuerzo, celebrar contigo triunfos como éstos, agarrarte y no soltarte cuando desfallezcas…

Esta entrada es para felicitarte, como decía antes, por ser tan sumamente valiente, por ser un ejemplo a seguir, para decirte que te admiro profundamente, para que seas consciente de todo lo que vales, para que luches, lucha, no te rindas nunca, no importa cuántas veces caigas, te levantarás y seguirás el camino, juntos.

No olvides nunca nuestras promesas, los detalles, lo realmente importante…

Por primera vez dejaré una entrada en la que no exista la opción de comentar. ¿La razón? Muy sencilla: es una entrada únicamente para dar, no para recibir… Porque es una muestra de reconocimiento y es mi forma de pedirte perdón… Lo siento…

Pistas

marzo 9, 2011 3 comentarios

A veces imagino la realidad como un espejo que tiene la propiedad de ser flexible y maleable, que se distorsiona, que te da pistas o te despista. ¿Cómo diferenciar la realidad de la interpretación que tienes de la misma? ¿Cuándo es el momento adecuado para dejarte llevar? ¿Cómo saber si lo que estás viendo es lo que realmente es o una proyección de lo que quieres o deseas?

Nadie puede dar una respuesta… y es el tiempo y las decisiones las únicas que son capaces de darla, aunque en ocasiones, sea tarde…

También es verdad que algunas cosas no hay que pensárselas mucho, otras, en cambio, hay que pensarlas muy bien…

Observaciones, impulsos, intuiciones, pistas… Todo tan cerca y a la vez tan lejos…

Ayer

marzo 2, 2011 2 comentarios

Ayer…

Ayer no pude escribir, no tuve tiempo… pero sí puedo decir que fue un día especial. Especial porque fue diferente: sonreí más de lo normal… Y eso cuenta, y mucho.

Soy un quejica empedernido, no lo negaré… A veces sé que puedo resultar irritante, incluso ingrato. No tengo muchas de las “cargas” que tienen la mayoría de personas, por suerte puedo decir que tengo trabajo y de salud tampoco puedo quejarme a pesar de que tenga algunas situaciones “complicadas” de vez en cuando.

Ayer sonreí, sonreí y reí muchísimo. Me olvidé de todo, me centré en disfrutarlo, en saborearlo y extenderlo todo lo que me resultó posible. Soy consciente de que aún tengo que valorar más las cosas que tengo, sí, muchísimo más. También debo considerarme afortunado por saber que soy importante para algunas personas, que éstas me valoran, me aprecian y me quieren. Que me muestran su cariño de distintas formas… no debería quejarme tanto aunque todo es fruto de la desmotivación y frustración.

Pero no quiero hablar de eso ahora… Ayer me sentía tan satisfecho que incluso inmortalicé esos momentos. Como en muy pocas ocasiones hago, aproveché la webcam de mi portátil para conservar para siempre esos instantes: sonrisa amplia, media sonrisa… no importaba cómo fuese si no lo que en sí guardaban esas imágenes…

No tengo muchas fotos mías. Siempre soy de los que se quedan detrás de la cámara, de los que considera que siempre sale mal, de los que siempre siempre está haciendo algo con los ojos justo en el momento de sacar las fotos, jajaja. Hace un año aproximadamente, me compré una nueva cámara de fotos para capturarlo todo: la rutina, los viajes, las tonterías, las ocasiones importantes, etc. Ya sea en imágenes o en vídeo. Recuerdo algunos… y sonrío, sonrío porque han sido buenos momentos. No todo ha sido ni es triste y gris… Tengo que hacerlo, usar más la cámara, grabarme más en vídeo, tomar más fotos…

Hoy el día no ha empezado genial, pero lo estoy terminando tranquilo, calmado… como me gusta estar en la mayoría de las ocasiones, deleitándome recordando algunos momentos de ayer, algunas frases… Como dije antes, veo mis fotos, me veo sonreír, me veo contento y me gusta verme así, recrearme en las sensaciones que generan ese estado, el saber que estoy siendo natural, espontáneo, tal y como soy en realidad… No suelo reír con facilidad; también es verdad que independientemente de mis circunstancias, no me suelo reír de lo “fácil”, me gusta más el humor original, inteligente…

Ayer fue ayer… hoy es momento de recordar (cosas como estas merecen ser recordadas) y sobretodo… de agradecer.