Archive

Posts Tagged ‘mujer’

Mi respuesta

marzo 21, 2011 Los comentarios están cerrados

Sé que llega tarde… Perdóname…

Quise, como siempre, pensar bien qué decir, interpretarlo y responder como merecía… Es cierto, quizás lo mejor era dejarse llevar y responder en el momento… Me equivoqué… Pero también es verdad que eso ha generado confusiones e incluso errores por mi parte…

Conozco las circunstancias de primera mano pero la situación es de una gran complejidad…  por ello, requiere que le diese la importancia que tiene, porque es algo que me preocupa…

Mi sorpresa fue mayúscula… Fue algo totalmente inesperado. Esta sensación dejó paso al orgullo… sí. Orgullo al presenciar una muestra tan grande de valentía, de fuerza y coraje. Un enfrentamiento cara a cara con la situación. Estaba y estoy realmente contento por ello, por lo importante que es para ti, por lo que significa también para mí… Lo veo como un paso hacia adelante, pero no un paso cualquiera… Creo que es un auténtico símbolo de intenciones, puede y debe ser el comienzo de una nueva etapa que sirva para dejar atrás, en la medida de lo posible, ese pasado y presente… Te animo a ello con toda mi alma, el cambio es posible, es necesario, es imprescindible… Esa, es mi respuesta.

Pero tampoco quiero agobiarte (aunque sé que nunca leerás estas líneas) porque mi intención es ofrecerte lo mejor de mí aunque te resulte mínimamente útil… Aunque igual no lo puedas percibir de la forma que a mí me gustaría…

Quiero… “decirte” desde el corazón que espero que sigas avanzando, que no pierdas jamás la fe en ti, que las cosas sí pueden cambiar, que puede haber un presente y futuro diferente, que entiendo perfectamente lo difícil que son las cosas pero cada día es una oportunidad nueva que tenemos que aprovechar para cambiar las cosas… No es lo mismo, lo sé… pero, ¿sabes? yo también lo estoy intentando…

Detrás de las palabras hay sentimientos y eso en ocasiones, es más poderoso que cualquier otra cosa…

Confío en ti, en tu capacidad, en tu inteligencia, en tu fuerza inagotable… Yo estaré ahí, a tu lado aunque no me veas, susurrándote palabras de ánimo aunque no me oigas, tendiéndote mi mano aunque no puedas tomarla… Quiero que sientas mi alma con la tuya, quiero aplaudir y recompensar cada esfuerzo, celebrar contigo triunfos como éstos, agarrarte y no soltarte cuando desfallezcas…

Esta entrada es para felicitarte, como decía antes, por ser tan sumamente valiente, por ser un ejemplo a seguir, para decirte que te admiro profundamente, para que seas consciente de todo lo que vales, para que luches, lucha, no te rindas nunca, no importa cuántas veces caigas, te levantarás y seguirás el camino, juntos.

No olvides nunca nuestras promesas, los detalles, lo realmente importante…

Por primera vez dejaré una entrada en la que no exista la opción de comentar. ¿La razón? Muy sencilla: es una entrada únicamente para dar, no para recibir… Porque es una muestra de reconocimiento y es mi forma de pedirte perdón… Lo siento…

delici0usmadnes

enero 28, 2011 Deja un comentario

Escondo sueños entre las constelaciones de mi alma.

La distancia que me separa de este mundo es casi parecida a la eterna lejanía que existe entre mis silencios y tus palabras.

A veces la vida te trae vacíos inesperados que abarcan tu vida y te hacen perder el hilo de tu historia.

Mi forma de sentir es escribir…

Olvidarme de mí para acordarme de tí.

Que díficil es levantarte y acordarte de quien ya no está, y más para una vividora de recuerdos como yo.

Estas frases las he encontrado después de estrujar la “línea de tiempo” de una chica, Laura (delici0usmadnes en Twitter). La verdad es que me han encantado y quería ponerlas aquí porque me han transmitido bastante. Su timeline es pública así que espero que no se moleste por ponerlas aquí ya que la estoy citando… (tampoco puedo pedirle permiso porque ahora mismo no me “sigue” para poder decírselo). No sé si todas estas frases se le han ocurrido a ellas o también las está citando… intentaré indagar al respecto.

Espero que os gusten tanto como a mí. No quiero quedarme con ninguna porque creo que sería injusto, mejor simplemente disfrutar al leerlas y releerlas, analizarlas y desmenuzar las distintas interpretaciones de las mismas…

Espiral

octubre 1, 2010 8 comentarios

Un sueño para despertar

Poder despertar para sonreír

Sonreír para vivir

Vivir para disfrutar de una realidad inimaginable.


Ya no puedo diferenciar la realidad de un sueño

porque para mí hoy es exactamente lo mismo

una libertad que desconocía se ha presentado ante mí de forma inusitada

dándome a entender que era esclavo de la ignorancia y de la infelicidad

brindándome una oportunidad única de liberar mi corazón

de lo que parecía ser una eterna cárcel.


En mi mente se arremolinan imágenes, susurros, voces y risas

en mi corazón, alegría, felicidad, esperanza e ilusión

todas piezas de un complejo puzzle

que encajan de forma perfecta y toman cada día una nueva forma

todas, como palabras que describen emociones del pasado,

que escriben sentimientos del presente

y a su vez marcan las pautas de un futuro inevitable.


Embriagado me encuentro por la sencillez

por la evolución, por la claridad y por la intensidad

algo ha cambiado y sé que es para siempre.


Ya nada es igual, en la diferencia he encontrado mi normalidad

en el nuevo y amplio  significado que tienen ahora para mí  la sinceridad y autenticidad

en la inmensidad de sentirse pleno y comprendido

en lo magnífico que es poder decir y vivir que esto es verdadero.


Escribo todo esto desde la despreocupación y el desinterés en lo trivial

desde un lugar en el que siento que la energía es inagotable y positiva

desde la conciencia de que ésta es canalizada únicamente a través de un punto

desde la firme decisión de interesarme únicamente por lo que realmente importa

desde la confianza ciega que guía mis pasos por este nuevo camino sin querer mirar atrás.


Por la contradicción y la atracción

Por lo exclusivo y lo especial

Por ayer, por hoy y por siempre

eternamente tuyo.


La imagen ha sido tomada de la galería de Flickr de brewbooks cuya licencia es Creative Commons.

Categorías:Personal Etiquetas: , , ,

Sueños, ¿sueños son?

agosto 12, 2010 8 comentarios

Sueño bastante, diría que todas las noches.

Siempre me han interesado mucho los sueños y en cierta forma su interpretación. No soy de los que por ejemplo cree que soñar con que se te cae un diente significa muerte pero sí tengo la certeza de que en líneas generales suele tener algún tipo de significado. Igual es que según el sueño que tenga quiero creer que significa esto o lo otro, digamos que según me “convenga”.

Para poneros un poco en antecedentes sobre mi “historial” puedo deciros que los primeros sueños/pesadillas que recuerdo están relacionados con sentirme perseguido y con el hecho de tener “poderes”, sí, como un héroe. Esos eran los que más se repetían. Luego tenía los “típicos”: sueños con la familia, con algo que me apasionara en ese momento, con gente con la que estudiaba o con las cosas que me habían pasado o de las que había hablado justo antes de acostarme y cómo no, sueños románticos y también eróticos.

En los últimos tiempos los sueños sobre las persecuciones han ido desapareciendo para dar paso a sueños relacionados con cosas del trabajo, desde situaciones reales hasta las más horribles pesadillas que pueden darse en relación a este tema. Es cierto que es uno de los temas que me genera más estrés y problemas en mi vida personal. Por desgracia son constantes y casi siempre son pesadillas, no son cosas nada agradables.

Como contrapartida, sueño de vez en cuando con personas que irónicamente he conocido a través de internet y en la mayoría de casos son sueños muy muy bonitos. Casi siempre suele ser con personas que siento más cercanas o de las que he visto su foto. En todos los casos sin excepción han sido mujeres.

Llegados a este punto tengo que reconocer que los sueños estaban basados en nuestro encuentro físico, pero no en el momento de conocerlas, si no como si ya nos conociéramos de mucho tiempo y simplemente compartiésemos el mismo espacio y momentos indescriptibles. La verdad es que son sueños que me suelen dejar un buen sabor de boca para el resto del día. Son como muy platónicos, basados en una auténtica amistad, en una conexión especial con la persona en cuestión, no es ningún tipo de fantasía sexual ni nada por el estilo, es puro sentimentalismo/romanticismo.

Probablemente esté basado en la necesidad de tener “esa” conexión, no me refiero en plan pareja, sino en lo que implica un paso más allá de una amistad verdadera, algo realmente especial. Y no es que quiera restringirlo a una persona, si pueden ser más obviamente mejor, pero se antoja complicado. A raíz de esto y de otras circunstancias personales probablemente dentro de poco escriba algo relacionado con la amistad.

Retomando el tema de los sueños, a pocas conclusiones he podido llegar, ya que creo que la mayoría de cosas son obvias. Hay necesidades, deseos, miedos y preocupaciones que quedan manifiestas después de todo lo comentado.

Pocas cosas son tan íntimas como nuestros sueños, por lo que aquí os lo dejo para que conozcáis también a ese lado quizás no tan inconsciente de mí.

La foto ha sido tomada de la galería de Flickr de kanelstrand cuya licencia es Creative Commons.

Nuestro no-aniversario

julio 9, 2010 10 comentarios

Pocas cosas recuerdo ya de lo que vivimos hace ya más de 9 años. Recuerdo que existían días señalados: el 26, luego el 2 y el 9. Recuerdo tu cumpleaños, tu número de teléfono, tus tallas, el nombre de tu hermano, la marca de los coches de tus padres, el nombre de tus amigas, tus gustos, tus manías, tu sonrisa. Recuerdo también las despedidas, los malos ratos, las pataletas, los regalos, nuestras salidas y nuestras fotos. Irónicamente el nombre de tu padre ya no lo recuerdo (el de tu madre sí), tu dirección ya me cuesta un poco más (de todas formas probablemente ya no vivas en el mismo lugar).

Si nos ceñimos a las matemáticas, te recuerdo aproximadamente un 0,011415525% del año (si unimos esos breves instantes no llegamos ni a una hora) y sigue bajando en picado. Aunque es un porcentaje ínfimo, hace tiempo, sólo ese instante podía destrozarme. Ahora, ya no me afecta.

Puedo poner todos mis esfuerzos en recordar todos los detalles, en las cosas más duras que vivimos y ya no siento nada. No te lo tomes a mal, fue mi primera experiencia formal. Lo viví intensamente, además algunos momentos fueron muy bonitos e inolvidables. Pero eso ya forma parte del pasado.

Me quedé con lo importante, la experiencia y la lección aprendida que tanto me ha servido después de todo aquello pero eso sí, dejando atrás todo lo negativo. Me siento satisfecho conmigo mismo porque aunque ahora lo veo desde otro prisma, en su momento fue algo que pensé que jamás iba a superar (a veces soy muy dramático, ¡qué novedad!). No sólo lo superé sino que además después de aquello he tenido más relaciones. Hoy puedo decirlo sin rencor y sin sufrir, sin temer una recaída, sin acritud. Y es que…9 años son muchos años. “Sólo” necesité unos pocos de éstos para suprimir todo el dolor y el amor que un día sentí. Tampoco aquí el dicho de: “donde hubo fuego queda ceniza” es aplicable. Ya no hay nada, cero, vacío total.

Hoy no tengo nada que celebrar (aunque tú deberás celebrar tu cumpleaños), para mí es un día cualquiera. De hecho ha sido una casualidad que justo escribiendo esto me haya dado cuenta de que es tu cumpleaños…Sólo me pregunto una cosa, por mi naturaleza nostálgica, curiosa y analítica: ¿Cuántas veces habrás pensado en mí durante todo este tiempo? No deja de ser sólo un cuestión aislada y anecdótica, porque hoy lo importante es que estoy bien y lo único que me preocupa es centrarme en mí, en mi bienestar. Sólo en suplir esos momentos de soledad que son tan frecuentes y tan vacíos, momentos que ya hace tiempo que no tienen nada que ver contigo.

Las cosas cambian, las personas cambian y también lo hacen los sentimientos y pensamientos. Ya nada es como fue. Cada uno eligió su camino y ha vivido su propia vida, su propia realidad. He cumplido mi promesa, no puedes reprocharme nada.

Hoy solo quedo yo, hoy es nuestro no-aniversario.

La foto ha sido tomada de la galería de Flickr de Rinoninha cuya licencia es Creative Commons.

Categorías:Personal Etiquetas: , ,

¿Por qué te has ido?

junio 23, 2010 7 comentarios

Me gustaría saber por qué, no lo entiendo, no entiendo nada. ¿Por qué simplemente te has ido sin decirme absolutamente nada? ¿Acaso hice algo mal? ¿Te he fallado? ¿He cometido algún error imperdonable? Ha sido todo muy brusco, inesperado y lo peor de todo, doloroso.

No pensé que contigo me fuese a pasar algo así, después de algunas cosas que hemos compartido. No lo digo con acritud, lo digo con la sensación de vacío que me he quedado después de lo ocurrido. Hemos compartido muchas risas, momentos cargados de sensibilidad, las pequeñas cosas del día a día, algunas ilusiones, conocimiento y un larguísimo etcétera.

Se suele decir que nunca se termina de conocer a alguien y eso sí que creo que sea cierto pero de alguna forma yo sentía que empezaba a conocerte bien, a descubrir tus virtudes, tus defectos y hasta tus manías.

No utilizaré esta entrada para “contraatacar” porque realmente no tengo nada que reprocharte, todo lo que me has dado ha sido bueno, desde el principio y sólo ahora es cuando tengo un sabor realmente amargo porque no sé qué es lo que ha pasado. Siempre me has parecido una persona clara, a la que no le gustan las tonterías y que cuando algo ocurre intentas aclararlo.

Ahora lo único que puedo hacer es redactar este texto, quedarme con cara de tonto y… ¿esperar alguna “explicación”? La palabra explicación quizás suena mal en este contexto, porque parece que tiene un matiz de exigencia, nada más lejano de la realidad. Sólo que por lo vivido, por esos momentos comentados antes, por ese apoyo mutuo, esto, si tiene que acabar debería de tener un final, sea feliz o no, pero al menos un final, y no quedarse como un libro a medio escribir. No es justo, no es justo para mí porque yo no sé nada.

Si lees esto sólo quiero insistir en mi último párrafo, si tiene que ser un adiós que sea algo digno, sólo necesito un motivo, “tu explicación”. Así por lo menos podré cerrar este episodio (en contra de mi voluntad) conociendo la razón, sea o no lógica para mí. No eres mala persona, todo lo contrario, no haces las cosas así, no lo entiendo.

Sólo te pido eso: una sincera y última frase.

La foto que he escogido para la entrada ha sido tomada de la galería de Flickr de juandiegojr cuya licencia es Creative Commons.

Categorías:Personal, sociedad Etiquetas: , , ,

Vacío

junio 15, 2010 6 comentarios

¿Por qué pretendo engañarme a mí mismo? ¿Por qué no quiero reconocer que esto es así? No sé si el ver la realidad cara a cara es más doloroso que darme cuenta que lo he tenido todo y para mí hoy ya no significa nada. Que todo por lo que me esforcé y todo lo que soñé tener no es lo que hoy quiero. ¿Por qué me aparto de aquellos que fueron mis ideales? De todas formas eso ya no importa. Da igual lo que quisiese, lo que importa es lo que quiero ahora y lo que estoy dispuesto a hacer con tal de conseguirlo aunque tampoco lo tengo definido del todo.

Dentro de todo este caos, reconozco haber avanzado bastante respecto a unos meses atrás. Época en la que estaba realmente confundido y titubeaba ante la menor decisión. El momento de mayores turbulencias lo viví en una semana creo recordar. Fue bastante duro porque no le encontraba un verdadero sentido a lo que estaba haciendo, no sabía bien hacia dónde me dirigía y tampoco sabía en dónde había dejado mis últimos diez años, en qué lo había invertido, qué había conseguido, qué verdadero recuerdo de felicidad podía revisar tras el paso del tiempo con nostalgia; encontré un gran nada que estaba salpicado de gotas de dolor. Invertí el tiempo en la nada, en cosas que aunque me entretenían y parecía que me llenaban sólo era algo temporal, no eran experiencias diversas que me enriquecían como persona y me hacían ver la vida de otra forma, eran banalidades, frutos de la comodidad y de la dejadez.

Tengo una sensación de estancamiento, de no evolución en ese sentido y en ocasiones me siento asfixiado, presionado, agobiado e incluso frustrado. Lo que es peor es que no hay un motivo específico. Probablemente sea el todo o ese gran nada que comenté antes.

La verdad es que aunque os inoportune (cosa que lamento) con este tipo de entradas a mí me sirven de mucho (era uno de los objetivos al crear el blog), de hecho me estoy sintiendo en parte mejor pero al mismo tiempo veo que el problema de fondo aún no está resuelto.

Intentando quitar estos pensamientos negativos, busco algo en lo que pensar que me ayude a evadirme y lo primero que se me viene a la mente son las vacaciones. Quebradero de cabeza donde los haya. Este año entre que he cambiado de destino y que estoy encontrando muchos problemas para tomar algunas decisiones me están quitando totalmente la moral… A veces desearía ser una persona totalmente egoísta que sólo pensara en su propio bienestar, pero no puedo y en parte tampoco quiero, porque realmente no soy así…

Bueno, ha sido una entrada algo descentrada y redactada en diversos momentos, por lo que posiblemente el resultado no sea del todo satisfactorio, por lo que tengo que pedir disculpas…

Por otro lado disculparme de nuevo, ya que últimamente me falta motivación (sí, aún más carencias de las que tengo habitualmente) y por ello estoy actualizando menos aunque estoy redactando cosillas que se me van ocurriendo en borradores, así que es posible que en unos días vaya actualizando con diversos contenidos.

La imagen ha sido tomada de la galería de Flickr de Heart Industry cuya licencia es Creative Commons.