Archivo

Posts Tagged ‘sentimientos’

d-esvaríos

enero 3, 2012 Los comentarios están cerrados

Son muchas las noches en las que me acuesto y comienzan a surgir todo tipo de pensamientos, muchos, dignos de ser escritos aquí (en lo que a profundidad sobre mí se refiere). Me recuerda a que yo soy de noches más que de mañanas. Imagino y sueño despierto.

Son varios los días que llevo acumulando un agotamiento más acentuado, y sin hacer nada especial. No sé si es el desgaste emocional, el estrés o simplemente que me estoy haciendo mayor…

Hoy, ahora, aquí… Estoy solo, desde hace algunas horas sin hablar con nadie, simplemente estoy yo, mi trabajo y mis delirios. Hoy estoy un poco triste. Sé lo que escribí hace unos pocos días, nada ha cambiado, pero un año no son un cúmulo de días, semanas o meses, son una mezcla y acumulación de momentos, como éste, de soledad y tristeza. No podría explicar la/s razón/razones. Ahora mismo me resulta complejo pensar con claridad.

Se me ocurren toda clase de disparates que hacer.

Poder expresar con exactitud lo que se siente en un momento determinado debe ser un don, que obviamente se me escapa. Ahora sólo quisiera apagar las luces, cerrar los ojos, dormir. Despertarme y seguir así, sin tener más movilidad que la que me permite una cama. Descansar y disfrutar del silencio.

Estos días he sido testigo del infinito egoísmo del ser humano. No es algo nuevo, pero nunca dejará de sorprenderme.

Al margen de todo esto y retomando un poco esa inspiración que surge por las noches, he pensado en escribir de otra forma, en otro lugar, sin limitaciones de ningún tipo. Aquí soy yo mismo, pero aún puedo llevarlo más allá. ¿De qué sirve un blog personal si no puedes expresar todo como lo sientes al 100%?

Esas noches me transportan a un nuevo concepto de libertad, a una libertad que nace dentro de mí y que quiere salir pero que aparece justo cuando el tiempo no me permite hacerlo. Si no existieran relojes… Si no estuviésemos esclavizados por el tiempo, si las estructuras sociales no fuesen tal y como las conocemos, todo sería muy diferente… Aunque por otra parte es estúpido pensar en utopías, no me cierro a intentar explotar esta vía sobre la cual no conozco nada.

Hay miedo al cambio (y me pongo el primero). No hay que ocultarlo, ni mentir. ¿Quiénes somos si atentamos contra nosotros mismos? No tiene lógica…

Mañana a esta hora probablemente esté cansado de hablar o demasiado ocupado para pensar ,y esta entrada pase a mejor vida. Irá quedando oculta en borradores por las siguientes que lleguen (si llegan) o quedará simplemente en el olvido. Lo que siento, no.

Olvido… Olvidado, sí… eso puede tener algún tipo de sentido en este momento. Quizás esa sea una de esas razones que desconocía al empezar a escribir todo esto. Eso es probablemente lo único objetivo que puedo ver dentro de este insaciable sueño, pero no, no necesito ánimos, ni amables palabras, nada (sin ningún interés en ser desagradecido). Es sólo cuestión de sentir o no, algo tan sencillo pero a la vez tan complejo.

No quiero ni necesito nada, ya no espero nada. Únicamente quiero estar así.

 

Anuncios

Fin de trayecto

octubre 7, 2011 5 comentarios

 

Para todo y para todos siempre hay un final.

 

Hasta aquí has llegado y una enorme huella has dejado…Te tengo presente… no de forma constante pero sí profundamente…

 

Te veo y te siento…

… cuando me rozan tus flores

… cuando me asomo tímidamente para ver tu coche

… cuando paseo por casa y veo tus “cosas”

… cuando veo a alguien fumar, toser

… cuando veo una ambulancia

 

También… cuando comienzo a cantar sin darme cuenta… Desgraciadamente hay cosas que no están socialmente bien vistas… Las limitaciones que implican las apariencias es algo que me aburre, me asfixia y me anula…

 

En esos momentos siento impotencia, porque cantar no siempre refleja alegría… Quien me conoce sabe que expreso todo tipo de emociones cantando…

 

Pero eso no es lo que importa… Todo llega a su fin y hay que aceptarlo.

Categorías:Momentos fugaces, Personal Etiquetas: ,

Abrazarte (Ko)

julio 19, 2011 Deja un comentario

Describirte… Ese frustrante e inútil intento de encontrar las palabras adecuadas para poder plasmar en letras los sentimientos.

Pensarte… Invita a sonreír, a mirar atrás, a recordar lo vivido, tanto lo bueno como lo malo. Hago balance y… es eternamente positivo.

Soñarte… Es dejar volar mi imaginación hacia cualquier lugar pero sabiendo que termina siempre en el mismo punto.

Hablarte… Es enviar al cajón del olvido las conversaciones intrascendentes, me ayuda a evadirme y recrearme, me acerca a ti.

Sincerarme… Es desnudar mi alma esperando a que seas tú quien pueda entenderme mejor que nadie.

Descubrirte… Es descubrirme en ti.

Descubrirme… Es pretender mostrarme tal y como soy.

Transmitirte… Para mí lo más importante… porque independientemente de mi pasado, de mi presente, de lo que conoces y de lo que no conoces, esos momentos son únicos y puros, como pocos han habido y habrán en mi vida.

Enloquecerme… Vivir y sentir al máximo.

Comprenderte… Y ser comprendido. Encontrar la reciprocidad, empatía y conexión, algo casi imposible.

Sentirte… Yo ya lo hago, ¿y tú? No me respondas, yo ya lo siento…

(ala).

Categorías:Momentos fugaces, Personal Etiquetas: ,

Oportunidad

mayo 27, 2011 2 comentarios

Estoy rozando con la punta de los dedos una auténtica y única oportunidad de madurar, evolucionar y abrir más mi mente… Esto debería de ser un motivo de alegría, y lo es, es algo que hace nada me parecía inimaginable…

Pero esta agradable sensación se ha topado con varios disgustos en el día de hoy, cosas que he visto que me entristecen, que me enfurecen y que me duelen… Pero aunque cueste deberé cumplir la promesa que me hice… Si tengo que dejar cosas o personas atrás, lo haré con tal de sentirme bien. Suena duro y muy egoísta decirlo (es lo que hace todo el mundo, ¿no?) y peor impresión me causa saber que incluso eso, puede conllevar cambiar algunas cosas de mí… Aunque ahora que lo recuerdo… también prometí ser fiel a mí mismo… Es una controversia, de eso no hay duda… ¿Qué pasará al final? Todo está por ver… Las cosas siempre tienen una razón de ser.

Quizás tengo que ser más egoísta si cabe y pensar en mí… No quiero papeles secundarios ni terciarios, no aspiro a ser protagonista de nada… Sólo quiero ocupar el puesto que creo que me merezco. La mayoría no se percata de lo que siento, de cómo percibo sus frases, de mis análisis… No pasa nada porque no se den cuenta, desde que sus palabras salen de su boca, los textos terminan de ser escritos con sus manos, etc porque a partir de ahí, soy yo el que interpreta, bien o mal, y tiene una percepción u otra… Esto es algo de lo que no se preocupan, pero por otra parte tampoco tienen que preocuparles, es lógico, cada uno tiene su vida.

Lo que ocurrirá en breve, marcará un antes y un después en mi vida… Lo sé y eso es lo que quiero… Me aferraré a lo que acontece a partir de ahora, porque al fin y al cabo, es a lo único que puedo agarrarme. Como siempre he dicho… la independencia es lo mejor que hay y basar la fortaleza en uno mismo también… Cuanto mayor sea la fuerza de tu pilar, menor será la necesidad de buscar apoyo en terceros. Es algo que tengo que mejorar y potenciar, no puedo depender de nadie…

Es curioso, tengo ejemplos a diario tanto a nivel personal como los que observo en otras personas pero aún así no es suficiente… Hace poco leí una frase que aunque es obvia me llamó la atención. Recitaba algo parecido a: “Si sigues cometiendo el mismo error es porque no has aprendido de él”.

La realidad, el día a día te va diciendo por dónde debes ir… las personas, también.

Me prometo a mi mismo…

mayo 19, 2011 10 comentarios

… ser yo hasta el final.

… no olvidarme de quién soy.

… poner algo positivo en mi mente y corazón cuando algo negativo aparezca.

… no dar cuando no puedo.

… intentar aprender a dejar que las cosas pasen como tienen que pasar, sin forzar.

… aprender también a respetar al 100% las decisiones de los demás, no debo interferir, no tengo derecho.

… sentir.

… no ser tan egoísta.

… reflexionar sobre todas y cada una de estas frases y las motivaciones que me han llevado a escribirlas.

… no tener más secretos y guardar en lo más profundo los que tengo, no me hacen bien (me refiero a los míos, no a los de los demás, siempre seré una tumba 😉 ).

… leer esta lista cuando me venga abajo.

… no prometer cosas que no voy a cumplir.

No sería justo…

mayo 9, 2011 4 comentarios

… que me quedase lamentándome sin reconocer que también tengo motivos para estar contento.

… no atribuirte el mérito que tienes por hacerme sonreír.

… no intentar devolverte todo lo que mereces por hacerme sentir.

… no seguir compartiendo esos momentos inolvidables e inigualables.

… negar que me has transmitido muchísima paz y libertad.

… no reconocer que después de uno de los peores meses que he vivido, tú me has traído la calma.

… no admitir que detrás de esos malos momentos compartidos, hay algo más que nos empuja a seguir adelante.

… no darme cuenta de mis errores para poder enmendarlos.

… que todo quedase en palabras.

… no vivir ese momento de libertad, complicidad e intimidad infinita.

… decir que esto no es real.

no dedicarte esta entrada a ti.

Delirios nocturnos II

mayo 6, 2011 Deja un comentario

Después de no haber cenado y apenas desayunado, sin haber dormido, sin energía, sin ganas… estoy de nuevo aquí para continuar vagamente lo que empecé anoche.

Hoy no he podido disfrutar de esos amaneceres que se han dado últimamente, anaranjados casi rojos que siempre me han parecido tan bonitos, que me invitaban a pensar que ese día podía ser grande, sin necesidad de que sucediera algo especial, simplemente por vivir, por sentir… Hoy el día es muy gris, y aunque eso siempre me ha gustado, para mí tiene hoy otro significado… Sigo apesadumbrado, exhausto, triste, débil, vulnerable. No siento que tenga expectativas ni ilusiones, me estoy apagando… Tengo un millón de cosas por hacer y sigo dejando que el tiempo pase, como si nada me importase… quiero volver a cerrar los ojos, como hice ayer… respirar pausadamente y aislarme de todo. Soy consciente de que las inseguridades han vuelto y hasta que desaparezcan, tendré que aprender a acomodarlas. También tengo la sensación de que en ocasiones ni siquiera soy capaz de sentir.

Es una enorme impotencia saber que no puedes transmitir lo que sientes con palabras, con hechos, aunque todo esté ahí dentro, comprimido, intentando hacerse hueco por salir entre la asfixiante y gigantesca marea de negatividad… Mejor que uno mismo nadie sabe lo que tiene dentro. Aunque ni aquí ni en ningún sitio pueda explicarlo, las cosas son mucho más difíciles de lo que parecen, mi realidad está llena de complejidad y contradicciones, pero de eso, nadie tiene la culpa. No caeré en la autocompasión pero no puedo evitar pensar que muchas de las cosas que me ocurren son como susurros de voces que me indican que debo estar solo, como si realmente lo mereciera. Lo primero no es así, lo segundo, igual sí…

Al final es cierto, las palabras terminan siendo vacías, insuficientes, meras expectativas que no llevan a nada. Lo entiendo, te entiendo, pero las cosas no siempre son lo que parecen. A pesar de que esto pueda sonar a excusa, no lo es… eso es lo que siento: lo que no puedo materializar, lo que no puedo decir, lo que no puedo demostrar… Está en lo intangible, en lo que no se ve, en lo que no sientes ni percibes… Yo lo siento, lo vivo… Sé lo que he experimentado en cada una de las fases, en cada uno de los buenos y malos momentos… Cosas que yo sólo sé, que únicamente yo he vivido aunque no sirva para nada. Aún así… te entiendo.

“Intentar describir lo que siento en cada momento no es fácil”. Esa frase la he leído hoy de rebote en el blog de Tania172 al que llegué también por pura casualidad gracias a un #FF que leí en Twitter. Es una verdad auténtica y que experimento continuamente sobre todo lo que me rodea. Todo forma parte de una nube que me perturba y me alegra, que me da una de cal y otra de arena, que me hiere pero me inmuniza… Todo esta ahí, aunque nadie lo vea… Me toca aceptar algunas cosas, desmenuzarlas, entenderlas y asimilarlas, me guste o no.

Pero no, todavía esto no ha terminado… aún queda, queda mucho…