Inicio > Uncategorized > Hoy, luz

Hoy, luz

Luz

 

Luz, sí… Me gusta pensar que las personas somos como luces… Luces que se encienden o se apagan, que brillan intensamente o agonizan lentamente…

 

Hoy es de esos días en los que, a pesar de tener mil motivos para no hacerlo, no puedo evitar sentirme feliz. Sigo con pesadillas, he dormido muy poco y mal, tengo un millón de problemas pero eso, hoy, no importa.

 

He hablado con mucha gente, básicamente con las mismas personas con las que lo hago siempre, pero a diferencia de otras ocasiones, a todos les he sacado una sonrisa (al menos en persona) y les he regalado la mía. Me alegra que haya surgido de nuevo esa chispa, esos comentarios mordaces que suelen caracterizarme (a mi entender)… no lo digo con vanidad, todo lo contrario, sino con la satisfacción de saber que hoy he sido y estoy siendo más yo y me gusta, me gusta muchísimo. No he limitado mi comportamiento en base a las personas con las que he tratado, he sido yo desde principio a fin, con gente que me cae bien, mal y regular. He dejado atrás los problemas y frustraciones, los enfados y desmotivaciones para ofrecer(me) mi mejor cara, con optimismo, buenas vibraciones, disfrutando y explotando lo bueno que hay en mí.

 

Echando la vista atrás, veo todo lo que vivido, lo que he plasmado en este blog y creo haber profundizado aún más en mi personalidad, conociendo más de cerca esas debilidades que tengo pero también esas virtudes. Ser consciente de eso es muy difícil y además me queda mucho camino por recorrer porque creo que nunca terminaré de entenderme del todo. Pero eso, tampoco me importa, porque lo que estoy descubriendo de mi alma me satisface, lo bueno y lo malo, porque eso es conocerse, eso es entenderse y aceptarse, porque de todo se aprende.

 

Me doy cuenta de que ya no tengo miedo. Que el hecho de sentirme tan ajeno incluso de mí mismo, de mis sentimientos, de los problemas, de mucha gente, de todo, me ha ayudado a desentrañar parte de mi complejidad, de mi vida en general, para verlo todo “desde fuera”. Sentirme así me ayuda a ver con más claridad, me noto ligero, más libre… Con capacidad para tomar decisiones sin pensar tanto en el qué dirán o pensarán o lo que sea (porque todo acto tiene consecuencia, tanto hacer como no hacer), intentando llevar a cabo el deseo de que mi alma recorra todo mi interior y se dirija en todas direcciones sin rumbo fijo, sólo con un objetivo: vivir… Quiero sentir esa libertad al máximo. Tengo esa posibilidad, aunque muy remota, pero la tengo y voy a aprovecharla. Hoy quiero compartirla con quien se tome la molestia de leerme, ofrecer aquí también mi felicidad 2.0, lugar donde he dejado tanto sentimiento, tantas lágrimas, pero también muchísimas alegrías aunque no siempre se han visto reflejadas en las entradas… El espacio donde para mí siempre puede haber un nuevo principio, una nueva realidad… Donde siempre puedo contarme a mí mismo la verdad, la verdad sobre mi alma, sobre mi vida.

 

Porque la vida es como una luz, como las personas. Porque podemos brillar hasta quedar exhaustos… Porque muchas veces podemos (y debemos) ser quienes queremos ser. Porque las peores limitaciones parten de nosotros mismos, porque no hay peor enemigo o mejor aliado que tú mismo…

 

Hoy simplemente soy feliz. ¿Lo mejor? Hoy no necesito un motivo.

 

No sé qué pasará mañana pero al menos hoy nada ni nadie me arrebatará este momento, nada ni nadie apagará esta luz…

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. pipermenta
    noviembre 21, 2011 en 8:35 pm

    Y yo espero que nadie apague esa luz, que siga brillando pese a las adversidades y que puedas disfrutar de cada momento como si fuera el último.
    Me a alegrado mucho visitarte en este momento tan intenso de tu vida. Confío en que sigas teniendo la fuerza necesaria para seguir queriéndote, amigo.
    Un cariñoso saludo.

    • noviembre 23, 2011 en 10:14 am

      No te imaginas la alegría que me ha dado ver un comentario tuyo de nuevo. Si te soy sincero verte me ha transportado a una época que recuerdo como una de las más felices de toda mi vida… Ha sido muy nostálgico, de verdad… Gracias pipermenta…

      Agradecerte también tus buenos deseos. A decir verdad aún cuando uno se siente bien, a pesar de los problemas, sentir el calor de la gente es algo que no se puede pagar con nada, es una de las cosas que más valoro y de ti, siempre siempre lo he recibido.

      Llevo varios días muy animado, optimista, consciente de los cambios que estoy sintiendo y creo ir por el buen camino aunque, como siempre, habrán días mejores y peores. Tienes mucha razón cuando dices que hay que tener la fuerza necesaria para quererme… Esa fuerza de voluntad no siempre se tiene…

      Cambiando de tema, he visto que has vuelto a escribir (desde hace varios días tengo una entrada pendiente de leer, ya que sigo suscrito a tu blog) y recientemente comprobé que has publicado otra entrada. Buscaré el momento apropiado para leerlo, porque siempre en tu casa hay una lectura interesante.

      Agradecerte de nuevo tu visita, el comentario y todo lo que eso conlleva…

      Otro saludo y abrazo enorme para ti.

  2. leyla
    noviembre 22, 2011 en 12:43 pm

    no sabes cómo me identifico contigo;

    Hikari(luz )eso reflejas….

    un abrazo desde Madrid

    • noviembre 23, 2011 en 10:53 am

      Cuando he leído este comentario me sorprendí muchísimo… Me tomaré el lujo de analizarlo con el corazón:

      Primero decir que lo he sentido muy cercano, sincero y profundo. Leer como primera frase: “no sabes cómo me identifico contigo” no es algo que me suelan decir muy a menudo… Siempre me he sentido muy solitario e incomprendido, aunque es cierto que en alguna etapa de mi vida esa soledad y vacío no existieron.

      Me ha parecido preciosa tu segunda frase… ha sido algo que me ha llenado completamente y te aseguro que me ha hecho sentir extraordinariamente bien… Esta sensación te la debo agradecer y además te diré que me ha transmitido muchísimo… Es muy difícil de explicar…

      Ahora, que estoy escuchando muchas canciones en japonés debido a las distintas series de anime que he visto / estoy viendo, me ha maravillado e impactado esa palabra… Hikari, no se me olvidará… Decirme que reflejo eso… me emociona.

      Muchas gracias Leyla, de verdad, tu comentario ha sido un regalo muy bonito para mí…

      Otro abrazo para ti, desde Gran Canaria.

  3. noviembre 24, 2011 en 4:36 pm

    Cuánto me alegro…. 🙂

    • noviembre 24, 2011 en 6:27 pm

      Yo también, no sabes cuánto…

      Obviamente voy a tener días malos y buenos, más agotadores y más animados pero la voluntad del cambio ahí está. Las cosas pueden ser y serán diferentes.

      Siempre pensé que si escribía una entrada como ésta y la leyeses, te sentirías orgullosa de mí. Así lo siento y tu frase lo confirma.

      Como ya sabes, mi intuición es muy buena y además, como suelo decir: hay cosas que cambian, otras nunca lo harán. Fibra óptica FTW!

      Muchas gracias por esta muestra tan importante 🙂

      P. D: Daré mi voto positivo al comentario (como hago siempre) en cuanto tenga acceso a un ordenador, que ando respondiendo desde el móvil 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: