Archivo

Archive for 27 julio 2010

Encuentros

julio 27, 2010 8 comentarios

Durante esta semana he tenido dos encuentros con personas que hacía muchísimos años que no veía. Me gustaría comentaros mis impresiones:

El lunes coincidí con un chico a mediodía (siempre voy con prisas porque tengo el turno partido) y la verdad es que fue muy interesante. Lo conocí cuando estaba en el instituto, creo que con 17 años más o menos. Nos pusimos al día durante casi una hora y recordamos algunas cosas del pasado. Incluso “olvidé” la prisa que siempre llevo por el tema de comer y descansar un poco y me metí de lleno en la conversación. Todo bien hasta que intercambiamos números de teléfono.

En este momento comenté lo que realmente pienso. Que con quienes tienes una buena conexión, debes mantener el trato, porque es difícil encontrar gente con la que conectar. Este chico me respondió literalmente: “Ah, no, eso para mí no es problema. ¡Qué va qué va! Conozco mucha gente y la verdad es que todo genial”. Después de esto sólo pude pensar en dos hipótesis: o que soy un ser asocial o que este chico no había entendido lo que quería decir. ¿Significa esto que le vas contando todos tus cosas a todas las personas con las que te encuentras? Me niego a creer que alguien tenga tanta suerte en este sentido, es más, me molestó esta afirmación. No sé si buscaba alardear o si lo dijo sin pensar o quizás yo le doy demasiadas vueltas a la cabeza.

Otro día, otra persona (chica). La conocí en un…digamos “grupo musical”, mejor dejarlo ahí 🙂 No tengo demasiada confianza con ella por lo que hablamos de los temas típicos. Hablamos un poco de las oposiciones a las que se presentó, que ahora tenía turno de mañana en su trabajo (por lo que me la encontraré cada día), etc. Tiene una manía: que es la de hablar constantemente asumiendo que tú la vas a escuchar diga lo que diga. Te cuenta toda su vida. Te puede estar hablando del trabajo y sin esperarlo empieza a hablar de que tuvo un subidón de azúcar. En las conversaciones largas está claro que sale de todo, pero no en 10 minutos y más si tampoco hay tanta confianza… Bueno, me viene bien en parte, como no suelo estar muy hablador a esa hora, ella habla y yo me voy despertando a medida que me meto en la “conversación”. Lo más “gracioso” es que simplemente “suelta lo que lleva dentro” y ni siquiera pregunta cómo estás con un interés real sino más bien por un…quedar bien, en plan calentando motores para soltarte todo lo que ella quiere decir. Bueno, me gustaría decir antes de continuar que soy una persona a la que le gusta escuchar y a la que le encanta hablar , así que no es que me moleste cuando habla, ni mucho menos, lo que pasa es que es un auténtico torbellino y a esas horas de la mañana, no sé…¡me sorprende ver a gente con tanta energía tan pronto!

En este día me llamó la atención porque llegó un punto más allá. Esta vez ni siquiera me ha preguntado cómo estoy, directamente preguntó por cómo estaba mi hermano. La verdad es que me resultó hasta gracioso. ¡Pero eso seguro que habla bien de mí! Debe ser que luzco tan bien que a la vista salta cómo estoy (sí, seguramente será eso, no puede ser otra cosa).

Hoy quizás no he contado nada relevante pero bueno, como comenté hace poco, tengo ganas de comentar algunas cosas “menores” que me van sucediendo o que voy pensando porque a parte de ser otra forma de ir alimentando el blog, me sirve para repasar cuál era mis perspectiva hace algunos años sobre diversos temas. Esto de analizar a los demás y analizarme siempre ha sido algo que me ha atraído bastante e incluso muchas veces divertido. Al final tendré que estudiar psicología 🙂

La imagen ha sido tomada de la galería de Flickr de vissago cuya licencia es Creative Commons. La verdad es que la he añadido porque guarda relación con eventos relacionados con la red social Twitter, en la que irónicamente tengo encuentros muy agradables.

Categorías:Personal, sociedad Etiquetas: ,

Reflexiones de un paseo

julio 20, 2010 9 comentarios

2,2 kilómetros. 40 minutos. 1 destino, 1 fin.

Reconozco que me lo tomé con calma pero es que…en eso consistía, en dar un paseo, no en correr un maratón. Lo más importante que he sacado  ha sido la total y absoluta desconexión de todo. Me sirvió además para reafirmarme en la idea de que tengo que preocuparme un poco más de mí mismo. En ocasiones me centro demasiado en darlo todo a los demás y siempre quedo relegado a un segundo plano. Centro mis esfuerzos en quejarme y en no en hacer algo para cambiar lo poco que puedo cambiar. No dispongo de mucho tiempo (trabajo a jornada partida), tengo un horario horrible, siempre me siento cansado como si hubiese hecho un esfuerzo sobrehumano y me falta motivación…

A veces me siento como un esclavo de mí mismo. Sí que es cierto que hay una parte que no puedo controlar (sobretodo las variables ajenas a mí), pero depende de mí el cambiar de actitud, saber sacar más partido de lo que tengo, debo aprender a ser “feliz”. Otro gran defecto que tengo es vivir siempre prisionero del reloj, cosa que me perjudica en todos los aspectos a excepción de cuando tengo que ser puntual. A mediodía es comprensible porque tengo que ir a casa a comer pero después… ¿dónde está la prisa? ¿Qué tengo que hacer que sea más importante que preocuparme de mí mismo a día de hoy? NADA, hago siempre lo mismo. Debo dejar de agarrarme a falsas ilusiones, a dejar de crear expectativas donde quizás no las hay, a no basar toda mi alegría en los demás, debo apartar lo que sé de antemano que me perjudica, debo dejar de limitarme, debo liberarme. Todo parte de una elección. Y ésta no la va a tomar nadie por mí. Así que será mejor tomar las riendas antes de que ya no pueda hacer nada y esto termine aún peor de lo que ya está, más que nada porque el ahora no me gusta.

Estoy leyendo últimamente muchas cosas en internet sobre esa fatiga “inexplicable”. Incluso he llegado a enlaces en los que se habla de algo desconocido para mí: Síndrome de la Fatiga Constante. Independientemente de que pueda padecer esto o no, leí algunos consejos para solucionar este problema tan fáciles de llevar a cabo como positivos para cualquier persona. Así que por probar no pasa nada.

Lo que está claro es que todo parte en gran medida de la actitud que se tenga y es justo ahí donde más me queda por trabajar.

Más cosas: También he estado leyendo sobre la alimentación y aunque creo que más o menos como sano obviamente puede mejorarse. Respecto al deporte también hay un amplio margen de mejora, así que todo será cuestión de proponérselo. En este sentido tendré que ir más despacio, ya que no es conveniente meterme una paliza de repente. Comenté hace tiempo que comenzaría con la natación (aún no lo hecho) y ahora que estamos en la plenitud del verano, es el mejor momento.

Otra cuestión sobre la que he estado pensado es el tema económico. Suelo ser una persona bastante ahorradora y aunque después gaste bastante en un caprichito, que siempre siempre me tengo más que merecido 🙂 , tengo el convencimiento de que diversificando más el dinero que invierto en mí puedo experimentar mayor grado de satisfacción. Estoy pensando por ejemplo es hacer algunos viajes relámpago en plan escapada a algún sitio siempre que el tiempo y el dinero me lo permita, revisar la oferta de ocio que hay en mi ciudad para indagar más en aspectos  que quiero seguir conociendo, como por ejemplo el teatro, etc.

Retomando el paseo en sí, debo decir que fue en cierta forma una lástima no compartir el paseo con alguien más, pero en ocasiones es positivo estar solo para poder pensar en todas esas cosas en las que igual no caes hasta que te tomas un tiempo para ti. Ahora estoy recordando que también hace un tiempo di otro paseo que me sirvió de muchísimo… Al final voy a tener que dar uno cada día para sentirme mejor.

Bueno, estas han sido algunas de las cosas que han rondado por mi cabeza estos días y sobretodo en el día de ayer. ¿Qué mejor forma para conocer mi alma que exponiendo aquí literalmente mis pensamientos y sentimientos?

Os dejo, hoy toca otra sesión vespertina…

La imagen ha sido tomada de la galería de Flickr de tricky ™ cuya licencia es Creative Commons.

Nuestro no-aniversario

julio 9, 2010 10 comentarios

Pocas cosas recuerdo ya de lo que vivimos hace ya más de 9 años. Recuerdo que existían días señalados: el 26, luego el 2 y el 9. Recuerdo tu cumpleaños, tu número de teléfono, tus tallas, el nombre de tu hermano, la marca de los coches de tus padres, el nombre de tus amigas, tus gustos, tus manías, tu sonrisa. Recuerdo también las despedidas, los malos ratos, las pataletas, los regalos, nuestras salidas y nuestras fotos. Irónicamente el nombre de tu padre ya no lo recuerdo (el de tu madre sí), tu dirección ya me cuesta un poco más (de todas formas probablemente ya no vivas en el mismo lugar).

Si nos ceñimos a las matemáticas, te recuerdo aproximadamente un 0,011415525% del año (si unimos esos breves instantes no llegamos ni a una hora) y sigue bajando en picado. Aunque es un porcentaje ínfimo, hace tiempo, sólo ese instante podía destrozarme. Ahora, ya no me afecta.

Puedo poner todos mis esfuerzos en recordar todos los detalles, en las cosas más duras que vivimos y ya no siento nada. No te lo tomes a mal, fue mi primera experiencia formal. Lo viví intensamente, además algunos momentos fueron muy bonitos e inolvidables. Pero eso ya forma parte del pasado.

Me quedé con lo importante, la experiencia y la lección aprendida que tanto me ha servido después de todo aquello pero eso sí, dejando atrás todo lo negativo. Me siento satisfecho conmigo mismo porque aunque ahora lo veo desde otro prisma, en su momento fue algo que pensé que jamás iba a superar (a veces soy muy dramático, ¡qué novedad!). No sólo lo superé sino que además después de aquello he tenido más relaciones. Hoy puedo decirlo sin rencor y sin sufrir, sin temer una recaída, sin acritud. Y es que…9 años son muchos años. “Sólo” necesité unos pocos de éstos para suprimir todo el dolor y el amor que un día sentí. Tampoco aquí el dicho de: “donde hubo fuego queda ceniza” es aplicable. Ya no hay nada, cero, vacío total.

Hoy no tengo nada que celebrar (aunque tú deberás celebrar tu cumpleaños), para mí es un día cualquiera. De hecho ha sido una casualidad que justo escribiendo esto me haya dado cuenta de que es tu cumpleaños…Sólo me pregunto una cosa, por mi naturaleza nostálgica, curiosa y analítica: ¿Cuántas veces habrás pensado en mí durante todo este tiempo? No deja de ser sólo un cuestión aislada y anecdótica, porque hoy lo importante es que estoy bien y lo único que me preocupa es centrarme en mí, en mi bienestar. Sólo en suplir esos momentos de soledad que son tan frecuentes y tan vacíos, momentos que ya hace tiempo que no tienen nada que ver contigo.

Las cosas cambian, las personas cambian y también lo hacen los sentimientos y pensamientos. Ya nada es como fue. Cada uno eligió su camino y ha vivido su propia vida, su propia realidad. He cumplido mi promesa, no puedes reprocharme nada.

Hoy solo quedo yo, hoy es nuestro no-aniversario.

La foto ha sido tomada de la galería de Flickr de Rinoninha cuya licencia es Creative Commons.

Categorías:Personal Etiquetas: , ,

Backupify

julio 7, 2010 4 comentarios

Hacía tiempo que no comentaba nada sobre tecnología/internet/informática. Lo que me motiva a hacerlo hoy es conseguir el servicio digamos…premium (que actualmente tiene un coste de casi 60$ al año) de forma gratuita de la herramienta online Backupify. Aunque os dejo este enlace para que podáis leer más en profundidad acerca de dicha herramienta, comentaros que la conocí hace unos meses y consiste en un espacio que sirve como copia de seguridad para una gran cantidad de servicios 2.0: Twitter, Flickr, WordPress, Blogger, Delicious, Google Docs y un largo etcétera, entre ellos cuentas de correo electrónico como Hotmail y Gmail. Indicar que algunos están en fase Beta pero pueden ser probados. Mi experiencia ha sido muy positiva y aunque hay cosas por mejorar, lo estoy explotando bastante, sobretodo con Twitter donde las caídas y pérdidas de tweets es cada vez más frecuente.

Retomando lo de la cuenta “premium”, decir que para poder conseguirla tengo que invitar a 5 personas y que éstas acepten la invitación. Ya tengo 2 aceptadas, por lo que me quedan 3. Una vez hecho esto ya podré beneficiarme de las ventajas que trae. Así que, si os interesa o conocéis a alguien a quien pueda llamarle la atención, os rogaría que me lo comentéis para enviar las susodichas invitaciones (necesito correo electrónico), ya que tengo un tiempo limitado (exactamente 11 días) para poder activarla.

Desgraciadamente tengo que recurrir a ponerlo en el blog porque encima a la gente que conozco o no le interesa o le mando la invitación y no la activan y bueno…lo típico. Sé que tampoco son demasiadas personas las que leen esto, pero hay que intentarlo. De todas formas quiero dejar constancia que hace ya muchos meses hablé de esta herramienta (podéis consultar las entradas a este respecto) para darla a conocer y que todos se pudieran beneficiar de sus ventajas y no únicamente porque ahora estoy interesado en la cuestión que ya he comentado.

Bueno, seguiré con lo mío que tengo cosas que hacer. Espero actualizar con un par de curiosidades que me han ocurrido durante la semana…

Categorías:tecnología Etiquetas: , ,