Archive

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Me necesito…

noviembre 15, 2012 Deja un comentario

Necesito escuchar ese ruido especial en el silencio. Necesito respirar. Necesito ser yo mismo. Necesito volver a conocerme. Necesito visualizar lo que me hace falta.  Necesito tiempo. Necesito claridad. Necesito la calma dentro de la actividad…

El tiempo pasa muy rápido y se me olvida mi objetivo: vivir. Tengo que redefinirme, buscarlo dentro de mi.

Simplemente, necesito…

Categorías:Uncategorized

ConVENCER

marzo 13, 2012 Deja un comentario

Nunca me ha gustado mucho esa palabra. Me trae malos recuerdos. Nunca ha sido de mi agrado tener que convencer a alguien de algo. Realmente me agota, sobretodo en los casos de personas cabezotas… Otra cosa muy distinta es convencerme o mejor dicho, “vencerme”, vencer algunas ideas obsoletas, vencer a los propios miedos, vencer a la vagancia, vencer a los defectos…

Este fin de semana pasado me sirvió de mucho en este aspecto. Terminé muy bien la semana, animado y con ganas de hacer cosas, de sentirme más activo, quería aprovechar el tiempo.

Estuve retomando ideas de hace un año, que eran y son muy importantes para mí. Volví a llegar a la misma conclusión: necesito más tiempo para mí para cambiar mi vida.

No suelo disponer de mucho pero me doy cuenta de que el poco que me queda libre lo empleo en parchear (ya lo he comentado en alguna otra ocasión) lo que va surgiendo, intentando no pensar, pero esa no es una solución. En este sentido no he avanzado mucho, me he ido diluyendo en el tiempo casi sin darme cuenta.

Esto me entristeció un poco pero no me vine abajo como suele ser habitual. Me sirvió de motivación para dejar a un lado la pasividad. Recuperando esos proyectos comprobé que pude enlazar lo bien que terminé la semana con la satisfacción de haber disfrutado el fin de semana de una manera distinta. Todo esto puede parecer una tontería, pero introdujo un cambio de enfoque, volví a reactivar esa maquinaria mental tan complicada de mover a base de darle a esos engranajes lo que necesitaban.

Fue una semana especial… Reencuentros, nuevas experiencias, más sonrisas que de costumbre, no sé… Todo propició esa motivación que es tan vital para mí.

No me preocupaba tanto el tiempo perdido sino el que podía perder. No me deprimía lo ocurrido, ni lo que acontecía en ese momento. Estaba centrado en una idea: cómo cambiar y mejorar el hoy para tener un buen presente y mejor futuro.

Sigo necesitando ese tiempo para sentarme a analizar, que no aprovecho ni en vacaciones y tampoco mientras trabajo… Pero es que no queda remedio, si no coges el toro por los cuernos, antes o después, ¿cuándo lo vas a hacer? ¿Realmente sirve de algo “parchear”?

Todo tiene su momento, su lugar… Es un poco como la suerte, ¿no? No puedes esperar a que llegue, tienes también que ir en su busca. Sé que lo que tiene que llegar llegará, no se puede adelantar ni retrasar nada. Hay cosas que no dependen de mí, otras sí, y ahí es donde tengo un margen importante de maniobra.

Todos tenemos miedo… A muchas cosas. Pero creo que peor tiene que ser la sensación de no haber apostado el todo por el todo por ti. No haberlo dado todo cuando se podía. Después de ese tiempo… ¿Qué te queda? ¿más lamentaciones? Para entonces es posible que no sirva de nada querer cambiar las cosas, porque simplemente no podrás.

Se han dado algunos detalles esta semana que me han hecho profundizar aún más en esta idea… El día tiene 24 horas… Las mismas para un enfermo, para un deportista de élite, para un desempleado, para una ama de casa, un niño… No les separa únicamente su edad, estado civil, condición económica, etc, no, no es eso, les separa sus pensamientos, su forma de afrontar la vida, las ganas que tengan o no de luchar, sea cual sea la adversidad.

Es en gran medida lo que tenemos en nuestra mente y alma lo que nos hace estar en el mejor o en el peor de los estados, es precisamente ési lo que puede hacerte más afortunado teniendo menos y más desgraciado teniendo más, es eso lo que nos puede convertir en auténticos héroes de nuestras vidas o el villano más dañino…

Todo, o una gran parte, nace de nosotros mismos… No culpemos a los demás, al destino, a que hoy es martes trece… Nuestra vida está en nuestras manos, no hay más excusas…

Yo lo tengo claro, no pienso quedarme en un segundo plano en una película en la que debo ser el protagonista principal, ¿qué piensas hacer tú?

De nuevo el otoño

noviembre 28, 2011 4 comentarios

1141918659

Ya “comienza” mi estación favorita…

Se va el calor, la necesidad de abrigarse aparece, los días son grises y melancólicos para mí… Las ganas de pasear y reflexionar son más intensas…

Pienso mucho en lo que ha pasado este año… Y después de todo lo bueno y malo, aún sigo sintiendo que me espera alguna que otra sorpresa…

Así soy yo, con mis complejidades, mis ilusiones, mis esperanzas, mi mente, que no para de analizar constantemente todo lo que ocurre y además con mis manías y costumbres. Y cómo no, mis intuiciones.

Siento que con este año muchas cosas se van, algunas inevitable y desgraciadamente para siempre, otras progresan por caminos hasta ahora para mí desconocidos y otras se mantendrán firmes pase el tiempo que pase…

Tengo la impresión de que hace falta darle de alguna forma el toque final para cerrar este 2011. Queda aún algo más de un mes… Pero la vida ya me ha demostrado que sólo hace falta un segundo para experimentar la mayor felicidad o sufrir la desesperación más desquiciante…

Aún no lo veo claro pero algo percibo, de una manera abstracta e inconclusa, como esta imagen…

El tiempo lo dirá…

Categorías:Uncategorized

Hoy, luz

noviembre 21, 2011 6 comentarios

Luz

 

Luz, sí… Me gusta pensar que las personas somos como luces… Luces que se encienden o se apagan, que brillan intensamente o agonizan lentamente…

 

Hoy es de esos días en los que, a pesar de tener mil motivos para no hacerlo, no puedo evitar sentirme feliz. Sigo con pesadillas, he dormido muy poco y mal, tengo un millón de problemas pero eso, hoy, no importa.

 

He hablado con mucha gente, básicamente con las mismas personas con las que lo hago siempre, pero a diferencia de otras ocasiones, a todos les he sacado una sonrisa (al menos en persona) y les he regalado la mía. Me alegra que haya surgido de nuevo esa chispa, esos comentarios mordaces que suelen caracterizarme (a mi entender)… no lo digo con vanidad, todo lo contrario, sino con la satisfacción de saber que hoy he sido y estoy siendo más yo y me gusta, me gusta muchísimo. No he limitado mi comportamiento en base a las personas con las que he tratado, he sido yo desde principio a fin, con gente que me cae bien, mal y regular. He dejado atrás los problemas y frustraciones, los enfados y desmotivaciones para ofrecer(me) mi mejor cara, con optimismo, buenas vibraciones, disfrutando y explotando lo bueno que hay en mí.

 

Echando la vista atrás, veo todo lo que vivido, lo que he plasmado en este blog y creo haber profundizado aún más en mi personalidad, conociendo más de cerca esas debilidades que tengo pero también esas virtudes. Ser consciente de eso es muy difícil y además me queda mucho camino por recorrer porque creo que nunca terminaré de entenderme del todo. Pero eso, tampoco me importa, porque lo que estoy descubriendo de mi alma me satisface, lo bueno y lo malo, porque eso es conocerse, eso es entenderse y aceptarse, porque de todo se aprende.

 

Me doy cuenta de que ya no tengo miedo. Que el hecho de sentirme tan ajeno incluso de mí mismo, de mis sentimientos, de los problemas, de mucha gente, de todo, me ha ayudado a desentrañar parte de mi complejidad, de mi vida en general, para verlo todo “desde fuera”. Sentirme así me ayuda a ver con más claridad, me noto ligero, más libre… Con capacidad para tomar decisiones sin pensar tanto en el qué dirán o pensarán o lo que sea (porque todo acto tiene consecuencia, tanto hacer como no hacer), intentando llevar a cabo el deseo de que mi alma recorra todo mi interior y se dirija en todas direcciones sin rumbo fijo, sólo con un objetivo: vivir… Quiero sentir esa libertad al máximo. Tengo esa posibilidad, aunque muy remota, pero la tengo y voy a aprovecharla. Hoy quiero compartirla con quien se tome la molestia de leerme, ofrecer aquí también mi felicidad 2.0, lugar donde he dejado tanto sentimiento, tantas lágrimas, pero también muchísimas alegrías aunque no siempre se han visto reflejadas en las entradas… El espacio donde para mí siempre puede haber un nuevo principio, una nueva realidad… Donde siempre puedo contarme a mí mismo la verdad, la verdad sobre mi alma, sobre mi vida.

 

Porque la vida es como una luz, como las personas. Porque podemos brillar hasta quedar exhaustos… Porque muchas veces podemos (y debemos) ser quienes queremos ser. Porque las peores limitaciones parten de nosotros mismos, porque no hay peor enemigo o mejor aliado que tú mismo…

 

Hoy simplemente soy feliz. ¿Lo mejor? Hoy no necesito un motivo.

 

No sé qué pasará mañana pero al menos hoy nada ni nadie me arrebatará este momento, nada ni nadie apagará esta luz…

Categorías:Uncategorized

Tardes de noviembre

noviembre 16, 2011 2 comentarios

1868648730

Tardes de noviembre… ¿Las veré el año que viene igual?

Categorías:Uncategorized

Vínculos

octubre 10, 2011 5 comentarios

Vinculos

 

Hay vínculos que nacen sin avisar. Los encuentras en las circunstancias menos apropiadas y con la/s persona/s que menos imaginas… Tampoco es algo que puedas elegir… ni el cómo, cuándo, dónde ni con quién.

 

Los vínculos son puestos a prueba más tarde o más temprano y es entonces cuando te das cuenta de lo fuertes o frágiles que son y lo que potencialmente pueden llegar a ser. Te permite ver la autenticidad de los mismos.

 

En algunos casos éstos sufren rasgaduras (como las de la foto) pero se terminan conservando, en otros, se desvanecen al mínimo soplo nocivo… 

 

Pero no quiero quedarme con los que están marchitos, ni siquiera con los que están perdiendo intensidad. Sólo quiero y necesito los auténticos, los puros, los que se mantienen firmes a pesar de los vendavales, los que guardan esa característica perenne, los que se mantienen perpetuos pase lo que pase, tal y como he querido que ocurra con mi verdadera esencia aunque, claro, no puedo olvidar que nada es para siempre.

Categorías:Uncategorized

Toni

octubre 3, 2011 Deja un comentario
2011-09-29_14

Esa sensación de perpetua soledad, a veces deseada otras forzada.

Sentir el vacío que sale de mí y me rodea inevitablemente.

Necesitar algo más: autenticidad.

Me miro en el espejo y sé que hay algo está mal.

Mis ojos lo ven a diario.

Mis oídos escuchan los lamentos.

Mi piel percibe indefectiblemente esa sensación.

Algo que te salpica y de lo que no te puedes deshacer.

Los días pasan, las personas van y vienen.

Experiencias pasajeras se combinan con hechos imborrables.

Pero hay algo que se mantiene firme, impasible.

Ese sentimiento de: “no sé qué”.

Quisiera no tener que mirar por la ventana con mis ojos críticos y analíticos.

Pero no es así, y ahí radica mi mayor fortaleza, que a su vez se convierte en mi mayor debilidad.

Tampoco quiero ni debo suprimir mis ambiciones ni mis sueños.

Sólo necesito ser yo.

Me siento atrapado en un mundo egoísta, interesado y forzado.

Pecados de los que yo tampoco me libro.

La incomprensión me mata, la intolerancia me asfixia.

La individualidad es una pendiente que se acentúa y me agrada.

Convivir con la apatía y tristeza de la gente es una pequeña carga con la decidívivir.

Causada o no por mis imprudencias, generadas por mi entorno o simplemente porque yo soy así.

El verdadero precio a pagar es la frustración.

Los intereses son proyectados por la prolongada sombra de los muros de la desmotivación.

Aún queda mucho queda por decir, por vivir y por sentir…

 

Categorías:Uncategorized